Pilar Rubio ha dado un giro estilístico impresionante y su armario, desde que puso un pie en París, ya no es el que era. La mujer de Sergio Ramos ha dejado atrás su estilo más rockero -a la hora de vestir solo- y ahora luce looks sofisticados. La comunicadora está enseñando su cara más sobria y chic con prendas cargadas de suntuosidad y elegancia.

Artículo recomendado

El caprichazo de ¡10.000 euros! que Pilar Rubio ha estrenado durante uno de sus paseos por París

El caprichazo de ¡10.000 euros! que Pilar Rubio ha estrenado durante uno de sus paseos por París

Buena parte del cambio en la forma de vestir de Pilar Rubio nace de la fuerte inversión que ha hecho en prendas de lujo. El armario de la mujer de Sergio Ramos es prohibitivo y no solo invierte en complementos de lujo también en prendas que no están al alcance de cualquiera pero que enriquecen al máximo sus estilismos. La última un abrigo de tweed de Chanel de 10.000 euros. Casi nada. Y no es la única prenda cara de su vestidor. No obstante también conquista con sus looks más básicos y esta es la señal más evidente de que su cambio es real.

Pilar Rubio
@danphoto

Pilar Rubio ha compartido un nuevo look, esta vez desde Madrid, que todas podemos copiar con prendas que tenemos en el fondo de armario. O deberíamos. Una camisa blanca básica y unos jeans son suficientes para triunfar. Para darle altas dosis de sofisticación ha añadido un abrigo beige en clave oversize -como dictan las tendencias- que ha dejado reposado sobre los hombros: el gesto infalible en moda para hacer que un look sea más elegante sin esfuerzo alguno. Y no es la primera vez que se lo vemos.

Jeans y camisa blanca es el combo en moda más sencillo e imbatible. Sobrevive al paso del tiempo y a todas las tendencias, la combinación que nos saca de cualquier apuro en dos minutos y encaja en todos los estilos. No sabemos qué calzado ha llevado Pilar Rubio pero es tan versátil que puede darle el punto más rejuvenecedor con deportivas o el más estiloso con un buen stiletto de un estampado llamativo.