El pasado fin de semana, Alba Carrillo vivía uno de los días más especiales de su vida. Su hijo tomaba la Primera Comunión en la parroquia de Nava del Barco (Ávila), el mismo lugar en el que 24 años antes lo hacía su madre. Aunque ella no era la protagonista 'oficial' del día, su acertado estilismo hizo que acaparase gran parte de los flashes.

Artículo relacionado

El diseño, en color mandarina con apliques en las mangas, llamó la atención desde el primer momento y no es para menos. Ella misma, conocedora del gran éxito desvelaba este miércoles su procedencia. Se trata de un dos piezas firmado por la diseñadora española Cristina Tamborero.

Aunque el original es un vestido (modelo Salma valorado en 1.600 euros), la modelo ha preferido darle su toque personal al hacerlo dos piezas: un top con escote cerrado y manga media luna bordada en pedrería y con flores bordadas, que combina a la perfección con una falda midi a juego. "No pude sentirme más cómoda y feliz llevándolo", reconocía Alba.

Alba Carrillo

Si los detalles no faltaron en la celebración, la elección estilística de Alba no iba a ser menos. Completó su look con una diadema a juego con apliques y bolso a juego valorado en 300 euros y unos salones de Scandal54 "no podía permitirme no disfrutar ese día", afirmaba. Por si esto fuera poco, para la ceremonia completó el estilismo con una chaquetilla que llevaba los mismos apliques de la diadema.

Pero lo mejor del look no era el vestido ni los zapatos... si no los pendientes. Ella misma ha hecho público lo especial de la pieza: "Las joyas, sencillas. Sólo un par de dormilonas en las orejas que fueron el primer regalo que me hizo Lucas y me lo entregó Fonsi cuando volvimos los tres del paritorio". ¿Puede ser más detallista? Creemos que no...

Vestido Alba Carrillo
Cristina Tamborero