El verano cambia nuestro armario para centrarse en prendas de lo más fresquitas y fluidas, donde los estampados y el color se cuela de lleno en todas las propuestas. Aún así, pensar un poco más allá de las piezas más especiales para sacarles partido también cuando bajen las temperaturas es esencial para no malgastar la ropa. Darles un segundo uso es tan sencillo como aprender algún que otro truco de estilo que nos asegure acertar en ambas estaciones.

Artículo relacionado

Por eso, y teniendo en cuenta los perfiles de muchas insiders que inspiran a diario, te traemos 5 looks clave para empezar a lucir ahora y seguir llevando en otoño. ¡Toma nota!

Las faldas pareo, la nueva prenda estrella

Este look en tendencia es perfecto para adaptar a las bajas temperaturas, simplemente cambiando las sandalias por un calzado cerrado, y superponiendo las prendas con una chaqueta estilo blazer.

El poder de un vestido negro

El vestido negro es esa prenda versátil y atemporal que siempre se traduce en un acierto estilístico. Cuando el otoño llega cambiamos las sandalias y chanclas, por unas botas. El combo perfecto para lucir cualquier día, que también permite un cárdigan especial para abrigarnos un poco más.

Los total look denim

Junto al vestido negro, el tejido denim es universal e igual de atemporal. Cada vez más presente en las tendencias de la temporada, se adapta a siluetas y prendas de lo más versátiles, siendo así capaz de convertirse en una opción perfecta para llevar cualquier estación del año. El total look denim es un acierto, tanto en versión vestido, como en conjunto de camisa, top o corsé a juego con el pantalón.

Los trajes, también en corto

No pienses que las prendas cortas solo tienen protagonismo en primavera-verano, los trajes de bermuda, además de los largos, tienen siempre un hueco especial dentro del street style. Cualquiera de ellos son perfectos para combinar con un calzado cerrado, como botas o botines, y en el caso de las opciones cortas unas medias de rejilla, o de algún estampado especial podría cambiar por completo el resultado.

Los pantalones blancos, también son para otoño

Los pantalones blancos también tienen cabida en tu armario de otoño. Solo hace falta saber combinarlos. Las blusas estampadas, o cualquier prenda abrigada en clave de color es perfecta para escapar de esos looks monocolor más aburridos, pero también el contraste creado a través de una prenda negra para una versión más arreglada.

Unos pantalones anchos, con un cuerpo ajustado

Este truco de estilo es perfecto para cualquier estación. Los pantalones más oversize y de diferentes siluetas anchas se han apoderado de nuestro armario, y son perfectos para combinar con otras piezas más ajustadas como un crop top o un body. Un look sencillo que funciona igual con otras prendas de abrigo por encima.