Protagonista desde el mismo día de su nacimiento. Rocío Carrasco se convertía en la primera hija de Rocío Jurado y Pedro Carrasco y la prensa enloquecía. Claro que, por aquellos tiempos, los fotógrafos llegaban a colarse hasta el paritorio. La pequeña hacía las delicias de sus famosísimos padres y también de sus muchos seguidores. Conocíamos sus primeras imágenes, sus primeros pasos y, por supuesto, su primer cumpleaños. ‘Lecturas Años Dorados’ rescata el reportaje original de 1978, año en el que Carrasco soplaba su primera velita. Y lo hacía, como no, en mitad de una fiesta con amigos y vecinos aunque, eso sí, sin pasarse de invitados. El motivo tenía que ver con su abuela, la madre de Rocío Jurado.

Artículo relacionado

Payasos, disfraces, globos y matasuegras. Rocío Jurado y Pedro Carrasco le organizaban una fiesta a su hija repleta de canciones y bailes. Que se note que el arte le corre por las venas. Rocío Carrasco cumplía un año en 1978 y ‘Lecturas’ estaba allí para inmortalizarlo todo. Unas imágenes que, ahora, cobran mucho más significado. Una familia feliz rodeada de seres queridos que no podía vivir un momento de mayor plenitud. “La alborotada cumpleañera estaba radiante de alergia al ver a tanta gente pendiente de ella”, rezaba nuestra publicación.

El último número de ‘Lecturas Años Dorados’ rescata una de las historias que más nos pueden conmover. Sobre todo, claro, tras haber vivido unos meses en los que la protagonista ha vuelto a ser noticia -sin duda, la noticia-. Rocío Carrasco se aferraba a su madre algo atemorizada por la presencia de los payasos. Unos recuerdos que la hija de la cantante seguro que atesora con enorme cariño. Si tú también quieres disfrutar de historias como esta, no dudes en correr a tu kiosco para hacerte con nuestro último ejemplar. La revista ideal para los verdaderos amantes del corazón.

Años dorados 1978