Desaparición de Jay Slater en Tenerife: los tres problemas que dificultan la búsqueda del joven británico

El experto alpinista Shane Yerrell, concejal y alpinista que participa en las labores de búsqueda, ha compartido cuáles son las dificultades del terreno

Pablo Casal
Pablo Casal

Coordinador digital de Lecturas

La madre de Jay, Debbie, junto a su hijo
Instagram.com/@debbie.duncan.718

El concejal de Waltham Abbey West y aficionado a la escalada Shane Yerrell es uno de las personas que ayudan a la familia en la búsqueda de Jay Slater, el joven británico desaparecido en Tenerife. El 17 de junio se le perdió la pista en el Parque Rural de Teno, cuando su móvil dejó de emitir señal y desde entonces se acumulan el ruido, las preguntas y escasean las respuestas certeras para dar con él. 

La policía mantiene abierta la investigación, pero paralizó las batidas masivas de las primeras semanas, así que los padres del aprendiz de albañil de apoyan en los detectives privados y los especialistas que les están prestando su apoyo. Yerrell ha explicado cuáles son los tres principales problemas que son un obstáculo para avanzar sobre terreno. 

Un terreno peligroso y complejo con tres problemas principales para encontrar a Jay Slater

Pasan los días y la familia de Jay Slater mantiene la esperanza, a pesar del cansancio y de las dificultades que plantea un terreno, en el que fue ubicado por última vez, tan amplio como peligroso. Aunque el prestigios investigador británico Mark Williams-Thomas compartía en su actualización que pudo utilizar un cargador de Ayub Qassim, uno de los hombres que le alojó en la 'Casa Abuela Tina' de Mascaantes de que desapareciera, no habría cargado su teléfono y se quedó muy temprano sin batería ese fatídico lunes, 17 de junio. El diario 'Daily Mirror' ha hablado con otro experto que apoya a los padres en la búsqueda y son tres los principales problemas que plantea. 

Aunque ya está de regreso en Essex, en Reino Unido, el político y aficionado habla, por un lado, de "la altitud", primero de los obstáculos, que sumado al "calor" y el "gran tamaño de la zona y la montaña" hace prácticamente imposible lograr el objetivo, que es encontrar al joven. "Pasas por un borde y luego hay otro. Es increíble lo que hay ahí fuera. Se necesitarían semanas o meses para cubrirlo", comenta en unas declaraciones también recogidas por 'The Sun' y en las que también se destaca la apreciación que hace sobre lo que haría falta para ser más efectivos: "un  ejército  durante 10 años". De hecho, Warren, el padre del aprendiz de albañil llegó a pedir la intervención de la policía británica y de la Interpol, pero por el momento tienen que seguir tirando de la colaboración de quienes se han sumado a la causa y de los fondos recaudados en 'GoFundMe'. 

"He escalado un par de montañas, no soy un experto en montaña de ninguna manera, pero he escalado el Kilimanjaro y el Monte Olimpo, así que lo he hecho y me gustaría venir a ayudar. Pasamos todo el día del sábado escalando la montaña y luego lo mismo nuevamente el lunes por una ruta diferente", aclara humildemente en su conversación con el 'Mirror', que ha insistido en que "realmente no es fácil. Yo tuve dificultades en la montaña y su familia también, pero no les molestó porque su prioridad es seguir adelante para encontrar a Jay". 

El papel más difícil, el de los padres de Jay Slater

Sin duda y evidentemente, el papel más complicado es el de los padre y el hermano de Jay, que para Shane Yerrell "sólo viven de la esperanza. Es terrible, no tienen respuestas. No saben si está vivo o muerto". Con tantas preguntas sin contestar y el cansancio acumulado, Warren y Debbie, les reconoce, "están haciendo todo lo posible para encontrarlo. No están fuera sólo una hora, están fuera todo el día, desde las nueve y media de la mañana hasta las seis de la tarde". Además, el concejal británico asegura que aunque lo siente por todos, hay una empatía especial con su padre: "soy padre y mi hijo es solo unos años más joven que Jay. Es desgarrador no tener respuestas".

Por otro lado, sentencia con rotundidad la cantidad de rumores e informaciones que otras personas han ido publicando sobre el joven británico desaparecido en Tenerife a lo largo de estas semanas de pesadilla para su familia: "la gente debería ponerse en su lugar antes de criticarlos y de inventarse todas esas ridículas mentiras, porque puedo ver el precio que esto le está pasando al padre de Jay a nivel mental y es horrible". El montañero ha pedido que les den "un respiro", porque son  "seres humanos agradables y decentes y están desesperados por encontrar a Jay".

En su conversación con el mencionado diario británico, envía un mensaje a toda esa gente que habla sobre el aprendiz de albañil sin conocerle o que se hace eco de noticias sobre su supuesto pasado en lo que cataloga como una "masacre en Internet": "por favor, piensen antes de escribir o decir algo y concéntrense en algo positivo o no digan ni escriban nada".

Loading...