Las últimas informaciones que nos llegan desde Turín, Italia, arrojan algo más de luz al polémico ajuste de cuentas que en nuestro país está perjudicando colateralmente a su otro famoso hermano aquí por ser hijo de Mar Flores, Carlo Constanzia. Es el caso, todavía sin resolver, de los hermanos Rocco y Pietro.

Tardes AR expone ahora fundamentadas sospechas de que Pietro y Rocco huyeron del lugar en una moto -se entiende que la misma con la que llegaron a la zona para perpetrar el acto violento- a la que le taparon la matrícula usando cinta aislante. Y es que, según el programa vespertino, su primer destino fue la casa de su abuela antes de ocultar el vehículo manchado de sangre en un garaje próximo. Pero, a partir de esta ocultación, los hermanos decidirían separarse para despistar a las autoridades italianas, tomando caminos muy diferentes.

Pietro se escondió en un hotel con su novia

Por su parte, Pietro pasaría los siguientes días alojado con su novia en un lujoso hotel de la sofisticada ciudad italiana, pero utilizando identidades falsas. Este hecho, que podría todavía perjudicar más su rol como acusado en la agresión con machete al joven de 22 años de hace solo unas semanas, está avalado con pruebas y además con el testimonio del gerente de dicho hotel, el ‘Royal', tal y como él mismo relata para La Repubblica.

“Vino el lunes por la tarde con la chica, pagó muy amablemente las tres noches y dejó documentos. El martes por la mañana bajaron a desayunar y luego regresaron a su habitación. No nos dimos cuenta de que era el tipo con el machete”, explica al reconocido diario italiano.

Se ha acogido al derecho de no responder

Las investigaciones sobre este caso que también está teniendo tanta trascendencia en nuestro país por tratarse de los hermanos pequeños de Carlo Constanzia todavía no han descifrado cuáles fueron los movimientos posteriores de Rocco, pero muy probablemente no saldrán de su boca. Y es que al menos Petro, en el que se centran las informaciones de La Repubblica -lleva ya varios días en prisión preventiva- se ha acogido al derecho de no responder.

Que hablen o no hablen de poco les va a ayudar en el previsible proceso judicial contra ellos, puesto que las pruebas van cayendo rápido y en cascada. A la identificación de la víctima a la que se le tuvo que amputar una pierna a causa de los golpes con el machete o el reciente testimonio de un vecino que asegura haber visto toda la escena desde su balcón, ahora se le suma el visto bueno de la fiscalía a que se realice lo antes posible una copia forense de los teléfonos móviles sustraídos durante la investigación. Concretamente, dos son de Pietro, otro de Rocco y un tercero de un amigo.

Testigo con vistas panorámicas

Se apellida Benítez y vive justo en la misma calle de los fatídicos hechos sucedidos en torno a las 17.30 del pasado 18 de marzo. Y lo ha explicado así de claro para el programa de Ana Rosa: "Desde este balcón vi a un chico apuñalar a otro y cómo un motorista le ayudaba a huir", afirmando en todo momento como el joven que no conducía la moto era quien portaba "un cuchillo muy grande” con el que golpearía una primera vez a la víctima bajándose inmediatamente después del vehículo para asestarle un segundo golpe.

Un testigo que además de dar la versión de lo que con sus propios ojos presenció, aunque no tuvo el valor suficiente para grabar toda la escena, seguramente pueda aportar algo mucho más tangible que su propio testimonio para resolver lo antes posible tan desagradable caso. Con su smartphone pudo grabar un pequeño vídeo en el que se puede ver perfectamente toda la sangre sobre la acera en el lugar exacto de autos.