Daniel Sancho habla en el juicio con Bea de Vicente: “Es un chico abandonado a su suerte”

“Se tiene que agarrar las cadenas con las que tiene que andar. Le puede la desesperación”

Enrique Espada
Enrique Espada

Periodista especializado en actualidad

Captura de pantalla 2024 04 15 19444Bea de Vicente en 'Más vale tarde'
La Sexta

Este lunes en ‘Más vale tarde’ Bea de Vicente ha compartido la única conversación en exclusiva que Daniel Sancho tiene con alguien ajeno al juicio. 15 minutos en los que el hijo de Rodolfo Sancho se sincera con la colaboradora de La Sexta durante un receso en el proceso judicial que el 3 de mayo finalizará con la sentencia que el juez imponga al joven chef.

Lo primero que hace la abogada es pedirle su valoración conforme al “peor escenario posible", en alusión a la posible pena de muerte. A la obligada pregunta, Sancho “asiente, asiente con una entereza absoluta, como el hombre que acepta su destino" y ella, como experta, le recomienda que  intente llegar a un acuerdo para intentar estar "en casa en ocho años”.

Sobre ese posible pacto Daniel no le dice nada, aunque le responde con una “mirada empática”, pero sí que se desahoga con ella respecto a las supuestas irregularidades del juicio que este miércoles se retoma en Koh Samui, Tailandia. 

“Yo no sabía que los abogados meditan”

Ambos comparten su disconformidad con la primera traductora de la sala, cuando “el inicio de la traducción es una locura ”, según la criminóloga. No traduce rápido, supuestamente, y Daniel no se entera de nada. Pero además, Bea de Vicente y el acusado opinan lo mismo sobre su abogado tailandés, el que presuntamente muestra “indiferencia” durante el juicio.  “Yo no sabía que los abogados meditan”, le apostilla quien también ha estado presente durante estas primeras sesiones del juicio que se desarrolla en el país asiático.

Artículo recomendado

El análisis de Bea de Vicente de la actitud de Rodolfo Sancho en el juicio de su hijo Daniel: "Hay una tecla que ha apagado"

Rodolfo Sancho

Y es que, según le comentó Daniel Sancho a ella sin presencia de nadie más, considera que “el abogado es de pastel” y que “esto no es justicia”. “Está muy cabreado con el juez y sus abogados” explica Bea de Vicente. “Es un chico abandonado a su suerte”.

Para terminar, la criminóloga explica que, aunque él no le pide ayuda en ningún momento, le recomienda que tenga “cuidado con las preguntas a los testigos porque él no sabe preguntar. Haz preguntas directas” y, además, valora la impresión que le transmitió el ‘autor confeso’ del trágico suceso durante su breve encuentro:  “Se tiene que agarrar las cadenas con las que tiene que andar. Le puede la desesperación”.

Loading...