Me lo cuenta Hilario López Millán: “Se ha muerto Enrique García Vernetta”, famoso no solo por ser cuñado de la cantante Salomé, sino porque fue el gran amor de Rocío Jurado. Enrique era un chico bien valenciano, guapo e irresistible, que vivió con Rocío un amor tormentoso durante 12 años.

“Me pidió tres veces que me casara con ella, pero yo no quise. ¡Por despecho se casó con Pedro Carrasco!”, confesó Enrique en su momento.

Artículo relacionado

La familia de Rocío se enfadó con él porque en los aniversarios de su muerte acudía a televisión a contar intimidades: “Estando conmigo abortó”, “El día antes de casarse con Pedro me llamó para que huyéramos juntos”, “Después quiso volver varias veces, pero siempre me negué porque nuestro tiempo había pasado”...

Intentó también vender sus memorias con Rocío, pero nadie se mostró interesado. Tuvo que cerrar su agencia de representación (llevaba también a Mari Carmen y sus muñecos), se quedó casi ciego, dejó su piso lleno de fotos de Rocío Jurado e ingresó en una residencia. Es triste pensar que si ha pasado a la historia y hoy los periodistas hablamos de Enrique García Vernetta es por la mujer a la que desdeñó.

rocío jurado y enrique garcía