Creerle o no es cuestión de fe. Yo le creo. Tampoco es tan difícil. Un muchacho joven con don de palabra que caía en gracia a los mandamases del PP y se paseaba por las oficinas del partido con ojos sedientos de poder y curiosidad. A mi madre le encantó la entrevista que dio en el Deluxe así que todos contentos. El niño es muy listo. Tiene gracia. Lo confieso: me cautivó.

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado