ejercicios glúteos y piernas en casa

Hacer deporte no solo ayuda fisicamente a conseguir nuestra mejor versión, también es esencial para estar más sano, de mejor humor y fortalecer el sistema inmunológico. Pero, lo que igual no sabías es que el deporte tiene muchos beneficios para nuestra piel.

Artículo recomendado

Los trucos para usar el corrector en mujeres de más de 50 años

Los trucos para usar el corrector en mujeres de más de 50 años

Sara Álvarez, creadora y fundadora de Reto 48, nos cuenta los 6 beneficios principales de hacer deporte, que afectan a tu piel y por los que deberías no retrasar más esa tarea del ejercicio.

  • La piel se auto-repara mucho mejor

Así lo asegura Sara Álvarez, “el deporte nos ayuda a descansar y dormir mejor y este hecho es fundamental para que la piel se repare y se regenere con mayor facilidad”.

  • Efecto Detox

“El deporte es el mejor detoxificante para la piel, porque al sudar y aumentar la temperatura corporal, eliminamos toxinas. Eso sí, es fundamental ducharse y lavarse bien la cara al terminar”, aconseja Sara Álvarez.

  • Acción anti edad

Prevenir y revertir los signos del envejecimiento es otro de los ‘efectos secundarios’ del deporte en la piel. Hay numerosos estudios que constatan que, con sólo treinta minutos de ejercicio aeróbico al día, se puede mantener un aspecto joven por más tiempo.

  • Las patologías crónicas pueden mejorar

La disminución del estrés mejora afecciones cutáneas crónicas como el acné, el eczema, la rosácea o la psoriasis. Está comprobado que el estrés desencadena respuestas fisiológicas en el organismo que pueden provocar brotes, inflamación y reacciones alérgicas y el ejercicio disminuye las respuestas hormonales e inmunitarias.

  • Mayor oxigenación

“La práctica de ejercicio aumenta la circulación sanguínea y el organismo recibe mejor los nutrientes, a la vez que también aumenta el nivel de oxígeno en sangre mejorando así el brillo y el tono de la piel”, explica la experta.

  • Piel fortalecida

La piel es un órgano de barrera que protege al resto del cuerpo de posibles daños, pero cuando el sistema inmunitario es deficiente, ésta tiene que hacer ‘horas extra’ y esto acaba afectando a su salud. A través del ejercicio regular refuerza el sistema inmunitario y la piel mejora su aspecto.