Los flequillos se han convertido en una de las tendencias de belleza claves de la temporada. Una propuesta perfecta para quienes no quieren arriesgar con un corte demasiado extremo, pero sí verse diferente. Y, precisamente, Ana de Armas tiene la opción perfecta para atreverse con el flequillo este otoño. La actriz nos sorprendía con un cambio de look hace unos meses, y con todas sus apariciones no hace más que confirmarnos que es el detalle más favorecedor para cualquier tipo de peinado.

Artículo recomendado

5 mascarillas faciales para reparar tu piel en tiempo récord este otoño e invierno

5 mascarillas faciales para reparar tu piel en tiempo récord este otoño e invierno

Se trata de un flequillo largo al tabique y que termina a la altura de las orejas, abierto al medio pero sin llegar a ser un flequillo cortina y que en este caso, se ha peinado dejando unos mechones sueltos a los lados. Una opción muy versátil, muy rejuvenecedora y favorecedora, que es perfecta para quienes no se atreven con un flequillo más rotundo, y que tiene un camino mucho más rápido para cuando te aburras de él.

Para conocer todo sobre este flequillo, y a qué tipo de rostros favorece más y menos, hablamos con Eduardo Sánchez, director de Maison Eduardo Sánchez, quien nos resume los puntos claves de este corte tan pedido este otoño.

  • ¿A quién favorece este tipo de flequillo?

"Favorece a rostros ovalados, alargados y ligeramente redondeados como es el caso de Ana de Armas. No lo recomiendo en rostros muy redondos, en ese caso, se debería llevar el movimiento a un lado para equilibrarlos. En líneas generales, podemos decir que el flequillo, a las caras que mejor le van son las que tienen el óvalo perfecto, pero también sientan muy bien a las caras o un poco redondas o un poco alargadas" explica el estilista. "Lo importante es adaptar el corte de ese flequillo a cada tipo de rostro para equilibrar las facciones".

Ana de Armas
Gtres

En el caso de las caras más redondas, hay que optar por capas largas y llevarlo a un lado. Mientras que los rostros alargados se pueden permitir incluso un flequillo totalmente recto. Los flequillos rectos son aconsejables para las chicas con la frente muy ancha porque les suaviza la cara. "En cambio, desaconsejamos siempre los flequillos para las chicas con pómulos o mandíbulas muy marcadas porque puede dar apariencia de cara muy cuadriculada y demasiado angulosa" nos cuenta Eduardo.

Artículo recomendado

¿Qué es el método Curly? Estos son los productos y pasos que tienes que seguir para recuperar tus rizos

¿Qué es el método Curly? Estos son los productos y pasos que tienes que seguir para recuperar tus rizos
Ana de Armas
Gtres
  • Cómo elegir bien el tipo de flequillo

​Eduardo nos ha explicado de lo que más favorece a cada tipo de rostro:

- ROSTRO REDONDO

El secreto está en llevar el flequillo ligeramente ladeado y largo para alargar visualmente los rasgos, dejando al descubierto parte de la frente. Además, es importante capearlo y hacer un suave desfilado, con laterales más largos que el centro para estilizar las facciones.

A este tipo de rostros les favorece todo aquello que aporte movimiento y marque el mudar para favorecer los rasgos.

- ROSTRO ALARGADO

En el caso de los rostros más alargados el flequillo favorece mucho. Es la mejor opción para romper la verticalidad de la cara y equilibrar, y armonizar este tipo de rostros, dándoles un aspecto más ancho. En este caso, nada como apostar por un flequillo abundante, espeso y rotundo.

Les puede quedar muy bien un flequillo ultra recto, cortado incluso por encima de las cejas. Es un look atrevido y con mucha personalidad.

En caso de tener el cabello ondulado, con textura y con movimiento natural, el flequillo resulta especialmente favorecedor. ¿Su secreto? Que el cabello tenga cuerpo y un corte de capas a medida para potenciar el gesto.

ROSTRO ANGULOSO

A este tipo de facciones no le favorecen los flequillos demasiado cuadrados ni las líneas rectas. Necesita algunas capas largas que soporten movimiento en torno al rostro y suavicen los ángulos. Les convienen flequillos de capas muy largas, que vayan desde debajo de las cejas, incluso hasta casi la mandíbula, aportando suavidad a los contornos.

  • ¿Quién debería evitar llevar flequillo?

Las que tienen el cabello muy rizado, muy fino o con poca densidad no deben optar por el flequillo. Tampoco las que tienen la frente pequeña o muchos remolinos en el nacimiento del cabello". "Tampoco lo recomiendo en el caso de mujeres que tiendan a tener muchos remolinos en el nacimiento del cabello" concluye el experto.