Eugenia Martínez de Irujo lleva tiempo apostando por una media melena rubia platino súper tendencia que ha ido puliendo y retocando de forma sutil hasta conseguir un corte de pelo shag súper tendencia que no puede favorecer más. El shag o shaggy es un corte de pelo a capas con muchísimas versiones, más largas o más cortas, con las capas muy pronunciadas (como Úrsula Corberó, mucho más rompedora), con o sin flequillo, la duquesa de Montoro lleva la versión más elegante pero no por ello menos cool.

Artículo recomendado

El peinado de Tamara Falcó para invitadas de boda que llevar con cualquier corte de pelo

El peinado de Tamara Falcó para invitadas de boda que llevar con cualquier corte de pelo

Eugenia Martínez de Irujo ha conseguido con su corte de pelo moderno y tendencia rejuvenecer diez años. Su melena midi ha ido modificándose hasta conseguir este corte de pelo tan juvenil que ella lleva con un largo bob clásico pero con muchas capas invisibles que da volumen y cuerpo a la melena, por eso es un corte ideal para mujeres de pelo fino. La madre de Tana Rivera ha añadido un flequillo abierto, más corto por el centro y súper desfilado lo que potencia ese efecto retro.

Eugenia Martínez de Irujo
Gtres

Se lo hemos visto ondulado y también ultra liso que es como más se ve y funciona este corte de pelo. La clave de este corte de pelo es hacerlo totalmente personalizado y acorde a las facciones de la cara y las características del propio cabello, pero sin duda el resultado es muy moderno y actual. Además, es muy cómodo de peinar y de mantener, ya que las capas pueden ir creciendo sin perder la forma del shaggy que se lleva en todos los largos posibles. El resultado nunca es el mismo en un shag bien hecho pero en todos los casos quita año al instante, por eso es uno de los cortes de pelo de moda entre las mujeres de más de 50 años con más estilo.

Eugenia Martínez de Irujo
Gtres

Eugenia Martínez de Irujo ha pasado de un bob asimétrico a un shag sofisticado casi sin darnos cuenta pero sigue manteniendo el rubio hielo para dar a su imagen más personalidad y un toque vanguardista. Al ser un tono monocolor sin mechas no da dimensiones indeseadas a su corte de pelo a capas. Una versión más soft del corte de pelo shaggy que favorece a todos los rostros y a todas las edades.