A principios de esta semana saltó la noticia de que Ernesto Neyra había sido detenido y trasladado a una cárcel de Huelva por un delito de impago de pensiones a los tres hijos que tiene en común con Lely Céspedes. La modelo ha acudido hoy a ‘Viva la Vida’ para dar su versión sobre la situación y ha contado algunos episodios de lo más duros de cómo ha sacado adelante a sus hijos. En plena conversación con Toñi Moreno la presentadora ha recibido un mensaje en el que alguien contaba “he visto a Lely vendiendo sus cosas en un mercadillo para dar de comer a sus hijos”. Ante esta afirmación, la exmujer del que fuera marido de Carmina Ordóñez no ha dudado en decir que sí, que ha llegado hasta este punto para poder dar de comer a sus hijos.

Artículo relacionado

En ese momento Lely se ha derrumbado y con lágrimas en los ojos ha asegurado que “me levantaba a las seis de la mañana y me iba a una hora de camino, ponía una manta…”, y así ha explicado el duro trance que ha vivido para poder llevar algo de dinero a casa. Cuando Toñi le ha preguntado en qué ha trabajado en los últimos años ella ha contado que “en todo lo que puedo”. En los últimos tiempos ha trabajado “en bares, cuidando ancianos. Ahora estoy cuidando a una señora mayor. No es un trabajo fijo”, ha lamentado.

Lely Céspedes

Pese a que no ha parado de trabajar la exmodelo ha asegurado que “no llego”. Además ha confesado que “le debo dinero a todo el mundo. Cuando cojo algo extra es para ayudar a la gente que me ha ayudado”. De ahí que esté dispuesta a todo para que el padre de sus hijos cumpla con su obligación y los jóvenes puedan llevar una vida mejor.