El 31 de julio del 2022, la vida de Violeta Mangriñán y Fabio Colloricchio cambió para siempre. El nacimiento de su hija Gala ha puesto su rutina patas arriba y, desde entonces, han sido semanas de grandes cambios: "Gala, por lo general, es bastante buena. Duerme por las noches y durante el día también duerme bastante para lo inquieta que es, pero cuando tiene el día malo, no la calma nada. Y he probado TODO pero no hay forma de calmarla, espero que con el baño se relaje, con mis hormonas aún tan inestables, me siento más débil, sensible y vulnerable pero trato de hacerlo lo mejor posible", confesaba recientemente de lo más agotada debido a los cólicos que está sufriendo la recién nacida... Pero la influencer no puede esconder la felicidad que le produce haberse convertido en madre primeriza. Eso sí, se ha sincerado como nunca y ha confirmado que a su chico se le está complicando más de la cuenta.

Artículo recomendado

Violeta Mangriñán se atreve con el color de uñas más tendencia del otoño y ¡es delicioso!

Violeta Mangriñán se atreve con el color de uñas más tendencia del otoño y ¡es delicioso!

Nadie nace sabiendo y eso precisamente es lo que le ha pasado a Fabio Colloricchio. El hecho de tener que cambiar pañales y dedicarse al 100% a una criatura tan pequeña, se le ha hecho cuesta arriba y Violeta Mangriñán ha contado todos los detalles de cómo es el día a día del italiano con Gala. Incluso, no ha dudado en deshacerse en halagos hacia su pareja y alabar su papel como padre. ¿Quieres enterarte de todo lo que ha dicho? ¡DALE AL PLAY!

A pesar del cansancio acumulado y de las noches en vela, Violeta Mangriñán y Fabio Colloricchio están encantados con las preciosa familia que han creado junto a su bebé y la feliz mamá ha asegurado que tiene un carácter de armas tomar: "Muy cansada, con mucho sueño pero muy feliz. Mi mayor premio es mi hija. Mi Gala, mi bollito. Nos estamos adaptando todavía, a la nueva normalidad, nos estamos conociendo, ella se está adaptando nosotros también. Es buena pero le ha dado por los cólicos que es bastante típico en los bebés y tiene sus horas brujas al día. Apunta a que va a tener un buen carácter", ha contado con una sonrisa de oreja a oreja,