Si alguien pensaba que María Teresa Campos iba a esperar apoyada en el marco de la ventana con la mirada perdida a que vuelva Edmundo de Grecia es que no conoce bien a la presentadora. La pareja se ha visto obligada a volver a pasar unos días separados. Pero por una razón familiar de peso. Arrocet se ha convertido en abuelo y no ha querido demorar su viaje para conocer a su nieto, por lo que esta semana le sorprendían en el aeropuerto de Barajas para reunirse con su hijo Maximiliano y su pareja.

Artículo relacionado

El nieto de Bigote vino al mundo mientras él estaba con sus compromisos de 'Supervivientes' y no había podido viajar antes para conocerle.

Mientras él se encuentra en Grecia disfrutando del primer encuentro con su nieto, María Teresa Campos ha dejado Madrid, donde ha estado descansando y llevando una vida tranquila desde que sufrió el ictus en mayo. La presentadora ha viajado hasta su querida Málaga, allí donde ella verdaderamente carga pilas y coge aire para acabar de recuperarse, y este sábado por la noche ha vivido una noche de 'soltera' de lo más especial. Teresa ha sido una de las asistentes en el Festival Starlite al concierto que daba esta noche Dani Martín, cantante del que se ha manifestado gran admiradora.

La presentadora de Mediaset posaba en el photocall y hablaba brevemente con los medios, dejando claro que está totalmente recuperada y que este verano se ha propuesto llevar una vida apacible y sin sobresaltos.

Otros famosos que tampoco se han perdido el triunfal espectáculo del cantante madrileño han sido Vicky Martín Berrocal, Arancha de Benito, Santiago Segura, Alejandra Prat y Carla Goyanes.