En agosto de 2015 la actriz Shannen Doherty (52 años), popular por su papel de Brenda en 'Sensación de vivir' y más tarde por dar vida a Prue Halliwell en 'Embrujadas', recibía la peor de las noticias: padecía cáncer de mama. Una terrible noticia que se multiplicaba al conocer que su gestoría había dejado de pagar su seguro médico en 2013, por lo que se enfrentaba a la enfermedad sin ninguna cobertura económica. 

Desde entonces, la actriz se ha convertido en imagen de una lucha incansable contra el cáncer. Años en los que ha compartido abiertamente cómo está siendo la guerra de su vida. Tras un intenso y duro proceso de tratamiento de quimioterapia y radioterapia, se sometió a una mastectomía. Lamentablemente, la enfermedad no cesaba y este verano le comunicaban que el tumor se había extendido al cerebro y los huesos

La intérprete ha concedido una entrevista a la revista 'People' donde habla sin tapujos de cómo se encuentra y cómo afronta este duro trance. "Te preguntas: '¿Por qué yo? ¿Por qué ha vuelto?' todo te lleva a buscar el propósito más importante de la vida", explicaba. Pero lejos de venirse abajo, Shannen ha revelado que su objetivo es aportar luz a todos esos enfermos con cáncer terminal. "La gente da por sentado que esto significa que no puedes andar, que no puedes comer, que no puedes trabajar... Te ponen de patitas en la calle a una edad demasiado temprana: 'Estás acabado, estás jubilado'. Y no es así", explicaba.

Artículo recomendado

La depresión de Mary Donaldson, reina de Dinamarca: el comportamiento de Federico cuando su mujer tocó fondo

Mary de Dinamarca

Shannen Doherty es tajante: "No me quiero morir"

Aunque conoce a la perfección el grado de gravedad de su enfermedad, la actriz deja muy claro que no se dará por vencida: "No es que tenga miedo a morir, simplemente no me quiero morir". De hecho, es capaz de mirar al futuro y advertir que su mejor recuerdo "está aún por llegar" . "Me levanto y me acuesto dando gracias a Dios, rezando por las cosas que me importan sin pedir demasiado. Me conecta con un poder superior y con la espiritualidad. Mi fe es mi mantra", explica en la entrevista a la mencionada publicación. 

Son tantas la ganas que tiene de vivir que en solo unos días estrenará un nuevo proyecto, un podcast muy íntimo y personal donde abordará alguno de los momentos más icónicos de su carrera y cómo han sido estos ocho años luchando contra el cáncer. "No he terminado de vivir. No he terminado de amar. No he terminado de crear. No he terminado con la esperanza de cambiar las cosas para mejor. No he terminado", ha zanjado.