Mañana se cumplirá una semana desde que Tana Rivera Martínez de Irujo es una ciudadana mayor de edad. Y no se puede decir que no lo haya celebrado. Primero, con una cena y posterior fiesta en casa de su padre y con algunos amigos más cercanos. Después, con su madre y el novio de esta, el ejecutivo musical Narcís Rebollo, con quien fue a cenar y luego a un homenaje que se le realizó a la cantante y bailaora Remedios Amaya, que lucha contra un cáncer de mama. Y por último, anoche, la gran fiesta que, organizada por Eugenia Martínez de Irujo, se celebró en la discoteca Gabana, en Madrid.

Artículo relacionado

Allí, además de los muchos amigos de Tana, la hija de Eugenia contó también con la presencia de algunos familiares, como su tío Fernando, y sus primos Luis y Amina, hijos de Cayetano Martínez de Irujo y su exmujer, Genoveva Casanova. Sorprendió la ausencia de Cayetano, el hermano favorito de Eugenia, per quizá prefirió no estar presente para no coartar a sus dos hijos, de 16 años, en una de sus primeras salidas nocturnas. Tana y sus primos mantienen una estrechísima relación, pues pasan juntos todos los veranos en Ibiza desde bien pequeños.

Eugenia compartió algunas imágenes en su Instagram Stories, en las que hemos podido ver a su hermano Fernando muy animado y dándolo todo en la pista de baile. No conocíamos esta afición bailonga del único hijo soltero de la fallecida Cayetana de Alba.