Era el gran día de Cayetana Rivera Martínez de Irujo. La hija de Fran Rivera y Eugenia Martínez de Irujo celebraba su puesta de largo rodeada de sus amigos, sus familiares y todos sus seres queridos. ¿Todos? A la cita no faltaron sus padres, con sus respectivas parejas, sus tíos paternos, algunos de los hermanos de su madre, muchos amigos y ¿Curro Soriano? Del novio de Tana no hemos visto ni rastro en las imágenes de la fiesta... Pero, tranquilidad, ¡sí estaba!

Artículo relacionado

El tiempo en Sevilla no acompañó demasiado a la familia Rivera Martínez de Irujo. Tantos meses planeando la puesta de largo de Tana y resulta que coincide con una noche lluviosa. Los invitados a uno de los eventos clave de la temporada llevaba en coche, autobús o desafiando a la meteorología. Uno de los primeros fue el actual Duque de Alba. Luego llegaron Fran y Lourdes Montes, Cayetano y Kiko Rivera, los amigos de la joven y Victoria Federica y Froilán, los hijos de la infanta Elena.

Tana se refugiaba dentro de la finca acompañada de su madre y sí, de su novio Curro Soriano. El joven se trasladaba por la mañana en AVE hasta Sevilla, con maleta y traje en mano, para estar con Tana en su noche más especial. El joven aseguró a la prensa que se encontraba nervioso, aunque evitó entrar en todo tipo de detalles. Ya tenía bastante con enfrentarse a toda la familia de su novia a la vez. ¡Menudo shock!

Tana y Curro se conocen desde hace años, pero su historia de amor se fue fraguando poco a poco. La pareja realizaba la presentación oficial en la corrida Goyesca de Ronda y revolucionaba a los medios. Sin duda, son adorables y están en el mejor de los momentos. Tras un verano intenso en Marbella, arrancan temporada en la puesta de largo.