Tamara Gorro y Ezequiel Garay han aprovechado unos días libres que ha tenido el jugador del Valencia CF para poner rumbo a Ibiza y disfrutar de una romántica escapada para dos. Un 'kit kat' necesario para la vida de pareja, sobre todo cuando se tienen hijos tan pequeños.

Artículo relacionado

Tamara Gorro y Ezequiel Garay han completado la felicidad de su matrimonio gracias a sus hijos, Shaila y Antonio, pero este viaje les ha venido fenomenal para desconectar y recargar pilas y así empezar la temporada con ganas. Han disfrutado del sol, el mar y los atardeceres preciosos de las islas pitiusas. Pero hay más.

La influencer y el futbolista almorzaron en un chiringuito, pero Tamara empezó a sentirse incómoda, o eso podría parecer... Y no se lo pensó dos veces. Decidió cambiarse de bikini y lo hizo con total naturalidad, allí mismo y casi de memoria.

Llama la atención como la ex tronista se cambia la parte superior del bikini con absoluta rapidez. Nadie se estaba percatando de la escena, ni siquiera su marido... Sí estaban muy atentos los paparazzis...

Al milímetro, a Tamara Gorro no se le vio ni uno de sus encantos con tal llamativa maniobra. En un parpadeo, la influencer ya tenía puesto su bikini seco para disfrutar de una plácida sobremesa en una cama balinesa.