Tamara Falcó no ha podido más. La hija de Isabel Preysler, que intenta vivir su relación con Íñigo Onieva, con quien mantiene una relación desde finales de 2020, ha estallado en redes sociales y ha compartido la intención del empresario de tomar "acciones legales" a raíz de los rumores que atañen a su vida privada y están salpicando su pareja. Con una serie de 'stories' que destilan amargura, un sentimiento nada común en ella, Tamara Falcó ha denunciado estar sufriendo "un auténtico acoso", y están dispuestos a cortarlos de raíz con la ley en la mano.

Artículo relacionado

"La última semana Íñigo y yo hemos sufrido un auténtico acoso (...) Lo hemos sufrido en silencio esperando que pasase", se lamentaba Tamara Falcó en Instagram. La hija de Isabel Preysler ha protagonizado imágenes desconcertantes en las que aparece a la carrera, huyendo de las cámaras después de ciertos rumores sobre la vida personal de su novio, Íñigo Onieva. Ver a parte de su entorno cercano ser abordados por ellos ha sido la gota que ha colmado el vaso y el joven empresario ha decidido tomar acciones legales, decisión que la colaboradora de 'El Hormiguero' ha apoyado compartiendo el comunicado de sus abogados. Cabe señalar que su ausencia en el programa de Pablo Motos este jueves ha generaba más misterio.

Artículo relacionado

En el ADN de Tamara Falcó va concentrarse en lo positivo, incluso en su semana más complicada, y tras este contundente paso adelante, ha vuelto a reafirmar su amor junto a su pareja con uno de sus posados más románticos, tomado en la reciente boda de unos amigos. "Íñigo y yo queremos daros las gracias a todos los que nos habéis apoyado en estos momentos y reiterar lo felices que somos teniendo tanta gente que nos quiere", frase que ha sido el punto y final de su sorprendente mensaje.

Tamara Falcó e Íñigo Onieva
Instagram @tamara_falco