Supervivientes 2020 ha vuelto a reabrir la vieja guerra entre Pepe Navarro e Ivonne Reyes sobre la paternidad de Alejandro Reyes. El periodista sigue manteniendo que el joven no es su hijo e incluso ha anunciado más acciones, mientras que Alejandro está disfrutando de la experiencia y, aunque intenta evitarlo, desliza algún detalle de la relación con su padre y la familia de este. Mientras en España, sus padres protagonizan un duro cruce de declaraciones públicamente, en Honduras, el concursante ha llegado a abrirse con sus compañeros.

Artículo relacionado

Así, ha destapado que ha mantenido buen rollo con una de las hijas de Pepe Navarro. Durante una conversación con Cristian Suescun y José Antonio Avilés sobre la relación de los hijos de Maite Galdeano, Alejandro de forma muy espontánea y con cierta tristeza ha dicho: "Yo tengo cuatro hermanos por parte de padre", aunque ha dejado claro que tiene "cero relación con ellos". Aunque, eso sí, ha desvelado que sí que ha tenido relación con una de las hijas del periodista: "Estuve con una de ellas, la conocí. Es de mi círculo de amigos y súper bien".

Ivonne Reyes ha visto la conversación desde el plató y ha lamentado que las cosas tengan que ser así. "Ellos saben la historia y van a preguntar. Es normal. Sí que me da pena que en esta parte que habla de los hermanos, es una pena que no haya una familia", ha contado a Jordi González al mismo tiempo que ha dejado claro que este tema no produce ninguna tristeza que vaya más allá a Alejandro: "Él dice que es hijo único".

Ivonne Alejandro Reyes

La presentadora ha querido dejar claro que su hijo hablaba triste de este tema porque "tiene hambre", pero no porque le produzca un dolor que vaya más allá. Además ha querido agradecer a Elena, la madre de Adara, por cómo intercedió en el tema cuando Alejandro empezaba a sentirse incómodo con las preguntas de Cristian.