Soraya es una mujer de armas tomar y lo ha demostrado en muchas ocasiones. La reciente mamá sigue compartiendo en las redes algunos detalles y momentos de su vida diaria, como hacía antes de que la pequeña Manuela llegase al mundo. Soraya subía una fotografía donde contaba que había salido a cenar con su pareja, pero no se esperaba que le fueran a llover las críticas por haberse separado de su pequeña, de solo seis días. Lejos de dejar pasar la polémica, la 'extriunfita' no dudó en defenderse y dar explicaciones.

Artículo relacionado

Pero lo cierto, es que no es el primer caso de este tipo con el que nos topamos, y en el que nuestras famosas se han visto envueltas. La presentadora Tania Llasera es también muy activa en sus redes sociales y ahí comparte con sus seguidores muchísimas fotografías e incluso vídeos de su hijo Pepe. Hace unos meses subió un vídeo en el que se oye como el bebé llora de fondo y este hecho desató la indignación de algunos de sus 'followers'. Tania no se esperaba una reacción así y no dudó en compartir otro vídeo explicando el daño que le habían hecho las palabras de quienes hablaban y la juzgaban sin saber.

Otra mamá periodista que se vio envuelta en una polémica así fue Sara Carbonero, a quien acusaron de ser mala madre y mal ejemplo por incorporarse al trabajo sólo un mes y medio después de haber dado a luz a Lucas, su segundo hijo. La mujer de Iker Casillas fue tajante al explicar que hacía esto porque podía y que en ningún momento su bebé había dejado de ser su principal prioridad.

Malena Costa también sufrió acusaciones de este tipo cuando, apenas unas semanas después de haber dado a luz subió una foto suya en bañador. La modelo compartió la foto con un inocente “os mando un beso” y las contestaciones fueron de todo menos bonitas. Sorprendida por todas las acusaciones que le estaban haciendo, Costa no dudó en contestar unos días después en su blog a todos aquellos que la acusaban de frívola o superficial por haber compartido una imagen como aquella.