Ojo con el envidiómetro que puede dispararse con este artículo. Y es que Úrsula Corberó y Chino Darín lo tienen todo para despertar al monstruo verde que solo reacciona cuando deseamos realmente algo. Y nosotros los deseamos a ellos.

Artículo relacionado

Tienen talentazo, proyectos interesantes que los han convertido en estrellas de la pequeña pantalla, ganas de pasarlo bien, y para qué os vamos a decir otra cosa, un físico que para coches. O hace descarrilar trenes, que nos viene mucho más al caso después de haber visto la foto que Chino ha colgado de Corberó en pleno metro madrileño. Si esta mañana los trenes han ido más lentos, ya sabéis a quien culpar: los conductores se tenían que andar con cuidadito, una distracción absoluta llamada Úrsula circulaba por los andenes…

Los dos tortolitos ya no se esconden, después de que la actriz le dedicara eso de “Chino, latino, divino” (ojalá que nos hicieran un pareado semejante), se abrió la veda y los retratos de el uno al otro se suceden. Ahora tú me sacas en la cama, caminando por una carretera desierta o te saco yo poniéndote la mochila o, mismamente, en una parada de metro. El amor los tiene más inspirados que nunca.

Los dos actores se conocieron rodando ‘La Embajada’, y el flechazo los pilló por sorpresa. Ella venía de atravesar una dura ruptura con el modelo Andrés Velencoso, con el que estuvo cerca de tres años, pero cuando Cupido se pone caprichoso, no hay corazón roto que se le resista.

Si con todo lo que te hemos dicho de estos novios aún no crees que sean la pareja del verano, echa un vistazo a la galería que hemos preparado y saldrás de dudas. Ellos son “latinos, divinos y están muy 'enamoradinos'”.

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado