El tercer hijo de Pilar Rubio y Sergio Ramos puede llegar al mundo en cualquier momento. La presentadora se encuentra ya fuera de cuentas y su ginecóloga le ha advertido que el nacimiento es inminente. Tanto que incluso podría ocurrir sin que el futbolista estuviese presente. ¿El motivo? Un viaje a Alemania para este fin de semana que podría coincidir con la llegada del pequeño. Ha sido la propia presentadora la que lo ha advertido en su última aparición pública...

Artículo relacionado

Pese a estar ya a punto de dar a luz, Pilar Rubio no para. Hace pocos días la podíamos ver todavía en El Hormiguero protagonizando uno de esos 'sustos' que nunca se olvidan. Pero es que, incluso fuera de cuentas, continúa atendiendo sus compromisos laborales. Está claro que el avanzadísimo estado en el que se encuentra no ha hecho que se replantee la situación y se coja unos días para descansar y prepararse. Pilar puede con todo.

Anoche mismo, en la presentación de la última campaña de una firma de zapatos de la que es imagen, la presentadora tuvo tiempo también para bromear sobre el nacimiento de su tercer hijo. Rubio aseguró que le encantaría ponerle Axl de nombre -ella es muy rockera, ya lo sabíamos- pero que Ramos no piensa pasar por ahí. Al deportista casi le da un parraque cada vez que lo sugiere. Y eso que es un nombre precioso y con mucha garra.

Pilar también explicó que su ginecóloga ya le había indicado que el parto podría ocurrir en cualquier momento. Está ya fuera de cuentas y es cuestión de horas. Dependiendo de la rapidez, podría ser que el padre de la criatura no llegase a tiempo. Ramos tiene que viajar a Alemania estos días y podría perderse el nacimiento. Por mucho que la presentadora se encuentre todavía bien y con ganas, la naturaleza es la naturaleza. ¿Se arriesgará el futbolista?