De la misma forma que su histórico beso en el Mundial de Sudáfrica de 2010 dio la vuelta al mundo, su separación no se iba a quedar atrás. Este viernes, Sara Carbonero e Iker Casillas emitían un comunicado donde confirmaban lo que anunció Lecturas en exclusiva, que su amor "tomaba caminos distintos". En el mismo texto, dejaban claro que su amistad y cariño quedaría intacto por la familia que habían formado junto a sus hijos, Martín y Lucas.

Además de España, donde la noticia caía como un auténtico jarro de agua fría por el cariño que se le tiene a la pareja y a partir de ahora se sigue al detalle cada movimiento de los protagonistas, la noticia corría como la espuma por la prensa internacional.

Portugal, país en el que vivieron durante cinco años, recogía la noticia en infinidad de publicaciones. El Correio da Manha hablaba de los problemas durante años de la pareja, la revista Flash recuerda como "todo empezó a desmoronarse" desde su etapa en Oporto. La cosa no se quedaba ahí, mucho más dura fue la publicación del portal Nova Gente: "Por fin asumen que se han separado", citaba el artículo en el que hacían un breve resumen a su bonita historia de amor.

Artículo relacionado

Fuera de la península tampoco faltaban las referencias a la ruptura que inevitablemente une el mundo del fútbol con la prensa rosa. En Italia han sido mucho más tajantes. Corriere dello Sport titulaba: "Se acabó, se separan", mientras que en Reino Unido, el Daily Mail hablaba de los rumores que les venían persiguiendo desde hace días y resaltaban la ruptura de mutuo acuerdo.

Sea como fuere, Sara Carbonero e Iker Casillas hacen caso omiso a estas informaciones y siguen adelante con sus vidas por separado. Mientras que la periodista se dejó ver en una fiesta infantil junto a sus dos hijos, el exfutbolista se volcaba en el cariño de sus amigos más cercanos.