Ana María Aldón se ha abierto en canal en la entrevista que ha concedido a ‘Sábado Deluxe’. La mujer de Ortega Cano no ha tenido problema en contestar sobre todos los temas que le han preguntado, incluso de algunos que forman parte de los momentos más difíciles de su vida. A las confesiones sobre la depresión que sufre desde el año 2014 o lo que piensa de la familia de su marido, hay que sumar que la segunda finalista de ‘Supervivientes 2020’ no ha dudado en relatar cómo vivió el tiempo que su marido Ortega Cano estuvo en prisión.

Artículo relacionado

Cuando el torero ingresó en la prisión de Zaragoza, Ana María tomó una importante decisión en su vida. Junto a su hijo José María se mudó a la ciudad en la que se encontraba la cárcel en la que estaba su marido para estar cerca de él. Todo un gesto de amor y de apoyo. “No iba los fines de semana, yo estaba en Zaragoza siempre”, ha recordado sobre una de las épocas más duras de su vida. Además ha desvelado que lo vivió “con mucha tristeza, con un niño pequeño y en un piso de sesenta metros cuadrados”. Pero pese a la crudeza de la situación, hay algo que Ana María tiene muy claro y que demuestra su amor por su familia.

Ana Maria Aldon hijo ortega cano

“Lo que hice no tiene ningún mérito, yo lo hago por mi pareja”, ha asegurado restándole importancia a dejar su vida para mudarse otra ciudad para que las visitas a la cárcel fueran mucho más sencillas. Ahora la mujer del torero intenta dejar este episodio que sin duda marcó su vida aparcado. Lo recuerda como una etapa mala pero intenta que no le influya en su día a día y lo ve como algo que ya forma parte del pasado.