Eran las 12 en punto de este 14 de enero y Rocío Flores se apresuraba a felicitar a su novio, Manuel Bedmar, por el día de su 25 cumpleaños. El joven, que siempre se ha mantenido en un segundo plano mediático a pesar de la fama de su chica, está de celebración y aunque no tiene previsto hacer gran cosa -debido a las restricciones sanitarias- qué mejor que empezar este día tan especial con la persona a la que más quiere.

"Buenas noches", escribía el joven a través de Instagram compartiendo una escena de lo más íntima en la que Rocío Flores dormía plácidamente en su hombro.

Artículo recomendado

La inesperada escapada de incógnito de Rocío Flores que no ha pasado desapercibida

La inesperada escapada de incógnito de Rocío Flores que no ha pasado desapercibida

La hija de Antonio David Flores aprovecha cualquier ocasión para gritar al mundo el amor que siente hacia el malagueño, con quien lleva cuatro años de relación, y esta vez no iba a ser menos. Rocío Flores ha rescatado una preciosa imagen de esta Navidad junto a un imponente árbol de color blanco y lo ha acompañado de una auténtica declaración de amor: "25 razones para seguir eligiéndote año tras año. Te adoro tesoro. Que seas muy muy feliz y que yo lo vea. Te amo”.

Rocío Flores y Manuel Bedmar

Rocío Flores felicita a su novio, Manuel Bedmar, a través de Instagram

Instagram @rotrece

Por el momento, desconocemos cuál ha sido el regalo con el que Rocío ha agasajado a su chico y es que hace apenas unos días compartía públicamente su idea de no hacer público este tipo de detalles de su vida privada. De lo que no hay duda es que la pareja lo celebrará, dentro de lo permitido, por todo lo alto. Por ahora solo hemos visto a Manuel con una foto con globos de lo más llamativos que deja ver que la celebración ha estado repleta de detalles.

Manuel Bedmar con globos

Manuel Bedmar celebra su cumpleaños.

Instagram @manuelbedmar14

Planes de futuro

Aunque sigue en medio de sus estudios de Nutrición y Dietética, y volcada en su faceta como influencer, Rocío Flores no se corta a la hora de exponer que uno de sus grandes deseos sería en ser madre joven. A sus 24 años, no descarta convertirse en madre en los próximos años y, por si esto fuera poco también suela con pasar por el altar. Una cita ineludible que si se organizase en estos momentos tendría la clara ausencia de su madre, Rocío Carrasco, con quien no mantiene ningún tipo de contacto.