El 7 de septiembre de hace tres años, Rocío Carrasco celebraba su boda más agridulce con Fidel Albiac. La hija de Rocío Jurado se daba el 'sí, quiero' sin la sonadísima ausencia de sus hijos, Rocío y David Flores Carrasco, quienes decidían no ir y quedaba de manifiesto el cisma que se había creado entre ellos.

Después de aquella fecha, trascendía que Rocío ponía en marcha una batalla judicial contra su exmarido, al que demandada por presuntos malos tratos continuados y por incurrir en un delito de sustracción de menores. En este caso específico, la denuncia de la hija de la 'más grande' se debía a que su hijo David, por aquel entonces menor de edad, no había ido a su boda, y alegaba que fue así porque Antonio David no le habría entregado en el tiempo y plazo acordado a su hijo, vulnerando el convenido de custodia compartida acordado tras su ruptura.

Artículo relacionado

Sin embargo, Raquel Bollo ha vuelto a ser providencial para ofrecer una sorprendente versión que dinamitaría la que intentó Carrasco demostrar contra su exmarido.

Desde 'Sálvame', la colaboradora televisiva e íntima amiga de Olga Moreno, actual esposa de Antonio David, ha desvelado lo que habría ocurrido en realidad, y muchos meses antes de la boda de Rocío y Fidel.

Según la versión de Bollo Dorado, transcurría el mes de junio de 2016 cuando David, aún menor de edad, esperaba en el colegio a que le recogiera su madre. Eran los últimos días del curso y se encontraba en el período de quince días que le correspondía a la hija de Pedro Carrasco cuidarle. "Ese día Rocío, a quien le tocaba recogerlo, no acude y, desde el colegio, tienen que llamar a Antonio David para que vaya a recogerlo. Él lo recoge y a partir de ahí nunca más se supo", ha contado Raquel ante una atónita Carlota Corredera.

"A partir de ahí, nadie busca al niño, nadie pregunta por el niño. Cuando ya pasa la boda es cuando ella pone a Antonio David la demanda, según tengo entendido, de sustracción de menores", matiza la tertuliana. Se trata de una información muy valiosa, que cambia totalmente la versión que ha defendido Rocío Carrasco. Por un lado, habría descuidado su obligación para con su hijo. Y, muy importante, señala un lapso de tiempo significativo entre la recogida del colegio, la boda y la demanda al padre de sus hijos.

Raquel también ha desvelado que Antonio David vivía en aquel tiempo a caballo entre Málaga y Madrid, para no dificultar la asistencia de David al colegio, situado en la capital. "Antonio David estaba en Madrid. Allí vivía en un apartamento para que su hijo terminara los estudios, aunque Olga y él se habían trasladado ya a Málaga", declaraba.

La tertuliana ha querido dejar claro que desconoce "los motivos por los que Rocío no fue a recoger a su hijo", aunque ha recalcado que, desde el colegio, "llaman a Antonio David para que acuda a recogerle. Acude, le recoge y, a partir de ahí, nunca más se supo y nadie reclama al niño".

La abogada que ha estado en el plató del programa de Telecinco ha informado de que "un delito de sustracción de menores implica penas de hasta cuatro años de prisión, de inhabilitación para el ejercicio de la patria potestad. Lo que pretendía Rocío era la nulidad absoluta como padre de Antonio David". Asimismo, ha matizado que, en cuanto a su asistencia a la boda, "el niño tiene capacidad para decidir en aquel momento, porque estaba cerca de la mayoría de edad, y esto es lo que valora el juez".