Los únicos momentos en los que Rocío Carrasco esboza una sonrisa durante el documental ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’, son los instantes en los que recuerda a sus hijos. Esta noche, en el episodio 3, la hija de Rocío Jurado ha hecho referencia desde el orgullo al vínculo que tienen Rocío Flores y David Flores. Si de algo ha presumido siempre Rocío Flores es de la relación que le une a su hermano. Una pasión de la que habló en ‘Supervivientes’ y de la que en más de una ocasión ha dado buena muestra en sus redes sociales. Esta noche ha sido su madre la que ha hecho referencia a esta complicidad dejando claro que “hoy tienen un vínculo muy fuerte, parte del que yo inculqué en su día”.

Artículo relacionado

De esta forma Rocío Carrasco ha dejado ver que antes de dejar de tener relación con Rocío Flores y David Flores, que ella fomentó que los hermanos se llevaran bien. De lo que la hija de Rocío Jurado se ha desmarcado por completo es de que “hoy a Rocío le han hecho hacerse responsable de demasiadas cosas”. Algo que ya denunció en la primera entrega de esta docuserie, haciendo hincapié en que desde niña, su hija ha asumido responsabilidades que según ella no le corresponden. Además de referirse a Rocío Flores en este sentido, ha tenido unas palabras preciosas para su hijo pequeño.

Rocío Carrasco

Rocío Carrasco, emocionada al hablar de sus hijos.

Telecinco

De David Flores ha dicho que es “mi enano, la ternura personificada…”. Una vez más utilizando el pasado a la hora de hablar, ha destacado que “era ternura, bondad, y moría con su madre. No te podía ver triste, era una maravilla, siempre cantando, le encanta la música y las canciones de su abuela”. Sobre cómo era la relación de Rocío Jurado con su nieto, Rocío Carrasco ha asegurado que “mi madre decía que era un bombón de nata, un ser de luz”.