El intérprete ha participado en una campaña contra la violencia machista en Argentina, promovida por la revista `Susana' , donde no ha tenido reparo en narrar su cruda historia a fin de poder ayudar a personas que se encuentren en la misma circunstancia.

Artículo relacionado

Aunque ahora es un actor de éxito, la vida de Ricardo Darín no fue siempre sobre ruedas. Tal y como él mismo ha explicado, la situación entre su padre y su madre era tan complicada que por las noches era difícil conciliar el sueño: "Yo era el último que se dormía en mi casa. Si se suscitaba algún tipo de discusión después de la cena cuando nos íbamos a dormir, yo me asomaba mirando a mi hermana en la cama de abajo y la veía con los ojos, esos tremendos y maravillosos que tiene, muy abiertos. Y a ella le pasaba lo mismo que a mí, pero era mucho más chiquita y no terminaba de comprender".

Además, recordó que a los 12 años le pidió a su padre que se divorciase. "Me paré frente a mi papá y le dije: ’me parece que te tenés que separar’. Él me repreguntó: ’¿estás seguro?’. Y le dije: ’sí, estoy completamente seguro, te tenés que separar porque ustedes dicen quererse, pero se llevan como el culo y estamos sufriendo todos’", confesó.

"A él se le llenaron los ojos de lágrimas, me miró y me dijo: ’bueno’. Aparentemente lo que ocurría es que los dos sabían qué era lo que tenía que pasar, pero ninguno de los dos se atrevía a tomar la decisión"

Ricardo, que vivió una infancia marcada por la violencia psicológica, económica e incluso física, según su propio relato, aseguró haber sentido pánico al pensar que esos hechos se pudieran repetir en su vida adulta.