Quique Jiménez 'Torito' no ha tenido un fin de semana fácil. El querido reportero ha protagonizado su entrevista más dura y personal en televisión y, de forma inesperada, se ha convertido en el nombre más buscado del domingo. El colaborador de 'Viva la Vida' confesaba a Emma García, en sus escaleras de las emociones, que padece "una enfermedad letal" desde hace años y que tampoco está atravesando su mejor momento profesional al sentirse, desde hace 18 años, "en un papel secundario" en televisión.

Artículo relacionado

Sus palabras han emocionado muchísimo a sus compañeros y la propia Emma García le confesaba mirándole a los ojos que se sentía compungida al escuchar sus confesiones. Torito, en cambio, aseguraba a la presentadora que se sentía "bien" y "feliz" de sacar todo lo que llevaba dentro.

"Esta es mi vida, todo lo demás es secundario. Feliz de aterrizar en mi tierra, Menorca", escribía el colaborador televisivo en una preciosa fotografía junto a su hijo en Instagram horas después de confesar la verdadera realidad de su vida, y es que Torito, que siempre muestra su mejor versión, lleva años viviendo con un problema de salud. Muy sincero, ha confesado a Emma García que su mayor miedo es no poder ver crecer a su hijo.

Torito hijo

"A veces es muy difícil hacer reír cuando mi corazón solo quiere llorar. Solo quería que vierais quien hay detrás del bufón", ha dicho Torito muy dolido en 'Viva la Vida' roto en lágrimas, y ha añadido muy tajante: "Estoy decepcionado con la profesión y con Mediaset". Además de su enfermedad, ha desvelado que a lo largo de estas casi dos décadas de trabajo no le han dado la oportunidad de crecer como periodista. Palabras muy duras tras la que se ha refugiado en los suyos y en su isla, el mejor bálsamo para todos sus problemas.