Meghan Markle y el príncipe Harry han dicho adiós definitivamente a la casa real británica. Una decisión que va a hacer que el duque de Sussex pierda los honores militares, las gracias concedidas por la corona y ajenas a sus logros en activo.

Artículo recomendado

Meghan y Harry rompen con la familia real: las consecuencias negativas y beneficios de su decisión

Meghan y Harry rompen con la familia real: las consecuencias negativas y beneficios de su decisión

Durante los últimos meses, el nieto de Isabel II ha luchado por conservar los títulos de capital general de los Royal Marines, comandante honorífico de la RAF y comodoro jefe de la Marina. Sin embargo, el palacio de Buckingham ha confirmado este viernes 19 de febrero que se le han retirado todos los títulos.

"Los nombramientos militares honorarios y los patrocinios reales en poder del duque y la duquesaserán devueltos a Su Majestad, antes de ser redistribuidos entre los miembros trabajadores de la Familia Real”, han afirmado desde palacio en un comunicado oficial. Una decisión que, eso sí, no va a beneficiar en ningún momento al príncipe Guillermo.

Guillermo y Harry

El hermano mayor del príncipe Harry no quiere sacar ninguna ventaja de la decisión que ha tomado su hermano y, por ello, no se va a quedar con los títulos militares que ha dejado su hermano, según han sugerido varios expertos reales al diario The Mirror. Así, el palacio de Buckingham quiere evitar que se abra aún más una brecha entre ambos hermanos, cuya relación en los últimos meses había mejorado considerablemente.

Artículo recomendado

La súplica dolorosa del padre de Meghan Markle para conocer a sus nietos

La súplica dolorosa del padre de Meghan Markle para conocer a sus nietos

En cualquier caso, será Isabel II la que tenga la última palabra y designe al sustituto, o sustitutos, del duque de Sussex. El palacio de Buckingham los anunciará antes del próximo 31 de marzo, fecha límite de la revisión del Megxit, aunque no se espera que el nombramiento oficial tenga lugar antes del verano. Además, desde Reino Unido ya se apunta a que la princesa Ana podría ser la que tomara el relevo, ya que tiene otros 33 títulos militares honorarios y es una de las miembros de la familia real británica que más compromisos públicos realiza a lo largo del año.