Hugo Sierra e Ivana Icardi siguen viviendo su historia de amor ajenos a todas las críticas y personas incrédulas que tacharon de 'montaje' su romance. Sin embargo, y como ellos mismos han confesado en alguna ocasión, el tiempo pone todo en su lugar y ahora no pueden estar más felices juntos.

La pareja ha dado por finalizadas (al menos de manera temporal) las idílicas vacaciones en Palma de Mallorca. Hugo ha aprovechado que su hijo Martín se encontraba en Madrid con Adara para enseñar a Ivana los rincones más especiales de su isla y a juzgar por la reacción de la argentina ha quedado encantada. Lamentablemente todo lo bueno acaba y este martes ponían rumbo a la capital para hacer una serie de gestiones.

Artículo relacionado

Tal y como anunció Adara Molinero en exclusiva con Lecturas, la custodia se saldó de la mejor manera para todos y es que ambos buscan el bienestar del pequeño, de un año y medio. Aunque no quiso dar detalles sobre los términos del acuerdo, a juzgar por los movimientos semanales de los progenitores, por el momento, Martín está disfrutando de semanas alternas con sus populares papás.

Antes de ese reencuentro entre padre e hijo, Hugo ha tenido tiempo de disfrutar de los planes de la ciudad con su novia. En primer lugar, han aprovechado para ir a comer a un restaurante italiano para después hacerse algún que otro retoque estético en su clínica de confianza. Una mejora física de la que no han querido dar más detalles pero que si han compartido en sus respectivos perfiles de redes sociales.

Ivana y Hugo Sierra

Ivana responde a las críticas por su aumento de peso

Tras 'Supervivientes', los concursantes protagonizan una lucha complicada con la comida. Esa necesidad alimenticia durante meses hace mella y hasta que el organismo se estabiliza son numerosos los atracones. En su último posado en bikini, Ivana hablaba abiertamente de su evidente aumento de peso: "Cuando llegué empecé a comer de manera incontrolada. Recuperé todos los kilos que perdí y más.. pero lo que he disfrutado comiendo no tiene precio", reconocía con naturalidad. Sin embargo, ha enviado un mensaje a los que como ella en algún momento se han 'machacado' por la apariencia física: "Los extremos no son buenos, ni lo poco... Ahora estoy tratando de llevar una rutina más sana e incluso estoy haciendo un poco de ejercicio", sentenciaba dejando claro que tampoco ahora piensa privarse de nada.