La vida sigue y aunque con una triste pérdida que no se borrará jamás, Paz Padilla ha retomado sus compromisos profesionales tras el fallecimiento de su madre el pasado 11 de febrero. Hace unos días era su propia hija quien hablaba del hecho de 'volver a empezar' y hoy ha sido la presentadora quien ha recuperado la sonrisa para ponerse frente a las cámaras.

A lo largo de esta semana, Paz ha disfrutado de su Cádiz natal en compañía de sus familiares y amigos más cercanos que le han ayudado a superar el duelo de la mejor manera con la brisa del mar y el calor del sol de Andalucía. Con la energía recargada al 100%, la presentadora ha compartido en sus redes sociales cómo ha sido su vuelta a la realidad.

Artículo relacionado

Paz Padilla y Joaquín Prat

Esta misma mañana se reencontraba con su compañero y amigo Joaquín Prat en el set de rodaje de una conocida marca de colchones: "Mi niño, el mejor compañero del mundo", escribía junto a una instantánea en la que el periodista le daba un cariñoso beso. Pero su día no había hecho nada más que empezar y tras terminar el rodaje se ha dirigido al plató de 'La que se avecina', donde le esperaban todos sus compañeros para continuar con la grabación de la nueva temporada de la popular serie de Telecinco.

Una pérdida muy dolorosa

El único paso que le quedaría por dar es el regreso a 'Sálvame', algo que parece que no se producirá en esta semana. Hace unos días el propio David Valldeperas manifestaba que Paz se encontraba "tranquila y serena" tras el fallecimiento de doña Lola y es que tal y como ella expresó la despedida fue "triste a la vez que bonita" porque volvió a convertirse en el centro de toda la fiesta.