El gran amor de su vida se ha ido y Paz Padilla está destrozada.Arropada por su gente, en especial por su hija Anna Ferrer –que no se separa de ella–, la presentadora de Telecinco ha tenido que decir adiós con el corazón roto al hombre que más amaba. Antonio Juan Vidal, su segundo marido, moría el pasado 18 de julio tras un año de lucha contra el cáncer. Su último adiós, en Cádiz, en su tierra, se lo dio Paz Padilla rodeada de los suyos en un funeral muy especial lleno de música, cariño y mucho amor, y sobre el que, este miércoles, desvelamos en Lecturas los detalles y gestos más conmovedores en un amplio y sensible reportaje.

Fue hace justo un año, en julio de 2019, cuando el marido de Paz supo que estaba enfermo. Paz lo dejaba todo para estar al lado de Antonio Juan, que se había sentido mal y había acudido a urgencias donde tras realizarle unas pruebas habían decidido ingresarle: empezaba su lucha contra un tumor cerebral. Aquel fue el principio de una pesadilla que la actriz y presentadora ha llevado prácticamente en secreto, actitud que ha sido alabada por todos sus compañeros de trabajo, quien consideran que les ha dado una lección de vida con su habitual humildad.

Portada 3566 Paz Padilla

Artículo relacionado

El lunes 20 de julio, por la mañana, de riguroso luto y con la mano en el corazón, Paz no quitaba la vista del féretro de su marido a las puertas de la iglesia de Zahara de los Atunes, donde se celebró el funeral. Se agarraba fuerte de la mano de su hija Anna, muy afectada también por la muerte de Antonio Juan, a quien siempre se había sentido muy unida.

Rodeada de familia y amigos, Paz dijo adiós a su gran amor con un discurso que emocionó a todos. Este funeral, del que contamos todos los detalles en Lecturas, se ha convertido en la última "celebración" de su amor llena de risas, pero también de llantos, y que seguro, en estos "maravillosos" seis meses lo han podido organizar volcando toda su alma. Ahora Paz espera "la tercera oportunidad" que les queda.

Todas las exclusivas, noticias y reportajes te esperan en tu revista Lecturas. ¡Al kiosco!