La emoción contenida de la que ha hecho gala Paula Echevarría durante la que ha sido su primera aparición pública tras la ruptura con David Bustamante se ha desbordado cuando la actriz le ha dado la espalda a los periodistas.

Ya mientras hablaba con la prensa durante la presentación de su tercera fragancia, hemos visto a una Paula contenida, a una mujer que claramente estaba pasando un mal trago y a la que le estaba resultando de lo más incómodo hablar frente a los micrófonos acerca de su reciente e inesperada separación.

Artículo relacionado

Y aunque ha aguantado bastante el tipo mientras duraba la entrevista, finalmente no ha podido más. Tras zanjar las preguntas relacionadas con la que se ha convertido en la noticia de la semana con estas declaraciones: "no suelo mentir. Ha habido rumores de crisis antes y nunca antes he dicho nada. Sólo digo que el tiempo dirá", la actriz se ha despedido de la prensa con una sonrisa forzada y un gesto que no dejaba lugar a dudas: ya no podía aguantar más.

Las cámaras han captado la despedida de Paula y sus pasos hacia la salida, hacia la que se encaminaba con la mirada gacha, a ratos perdida. Un camino que seguramente se le ha hecho eterno y que dice mucho más que las palabras que ella ha pronunciado al respecto. Sea lo que sea lo que con el tiempo, como ella dice, vayamos sabiendo, hay una cosa de la que no cabe duda: que está siendo un momento de lo más doloroso para la actriz.