Es la relación que más ha dado que hablar durante esta edición de Supervivientes 2022. Anabel Pantoja y Yulen Pereira han causado todo un terremoto mediático al iniciar un romance en Honduras del que Omar Sánchez, todavía marido de Anabel, ha sido el tercer protagonista. Ahora, y horas antes de que la sobrina de Isabel Pantoja conozca si es o no expulsada del reality, Omar ha entrado en directo en Sálvame y sus palabras no han dejado indiferente a nadie.

Artículo recomendado

Omar Sánchez, harto, aclara en 'Sálvame' su situación económica tras su separación de Anabel Pantoja

Omar Sánchez, harto, aclara en 'Sálvame' su situación económica tras su separación de Anabel Pantoja

Omar no ha tenido más que buenas palabras hacia Anabel Pantoja y los colaboradores de Sálvame han agradecido su intervención. "Yo creo que al final se ha visto… Es lícito, ella se ha enamorado, es respetable". Rafa Mora ha querido saber si todavía tiene pendiente una conversación con Anabel y en ese momento Omar ha decidido no contestar, haciendo del silencio su mejor respuesta.

Kiko Hernández, quien no ha hablado muy bien de Omar Sánchez durante todos estos meses, sorprendía con la siguiente reflexión en la que se posicionaba del lado del canario: "El otro día te defendí cuando hizo eso con Yulen. Me dio pena, porque cuando lo vi, lo primero en lo que pensé fue en ti. No hace falta que me respondas, pero lo sentí muchísimo por ti".

Omar Sánchez entra por teléfono en Sálvame.

Omar Sánchez entra por teléfono en Sálvame.

Telecinco

"Muchas gracias por tus palabras. En este tema ya no voy a entrar, pero solo decir que a ella le deseo lo mejor, que espero que gane el concurso y que le vaya bien", decía a través del teléfono.

Anabel Pantoja, la gran protagonista de Supervivientes 2022

"Concursa con la cabeza, el corazón puede jugar malas pasadas", le decía Merchi, madre de Anabel Pantoja, cuando tuvieron la ocasión de hablar a través de una videollamada. Unas palabras que Anabel Pantoja interpretó como una advertencia y de las que no se ha olvidado ahora que llega la recta final del concurso.