¿Ha sido el paso de Manel Navarro el más desafortunado de un artista español por el Festival de Eurovisión? Pudiera ser, si sumamos la polémica que acompañó a su elección. No ponemos en duda el trabajo de este joven de 21 años, ni sus ganas de arrasar, pero hay que reconocer que lo suyo, como la película, ha sido una sucesión de catastróficas desdichas. La primera, la falta de humildad de la que ha hecho gala en algunas entrevistas.

Artículo relacionado

Manel se veía ganador, y si no ganador entre el top 10. Es bueno tener amor propio y confiar en uno mismo, eso es fantástico, pero no dar las cosas por sentado tampoco está mal.

A Navarro parece perderle su vehemencia. Tanto en sus actos (aún resuena aquel corte de mangas) como en sus palabras, de las que sigue siendo esclavo aún habiendo finalizado el concurso. De hecho, son estas las que le traen hoy aquí.

Estas son algunas de las perlas con las que Manel nos ha dejado en los últimos meses.

  1. “Si hay un problema de sonido o desafino pues ahí quedará la actuación. Pero no desafino mucho”. Le contó a El Mundo. Ahí la partícula clave es "mucho".
  2. “Creo que este año llevamos los deberes hechos”. Nos lo contó a Lecturas, y nos dejó pensando ¿significa que las otras veces que habíamos ido al ‘examen eurovisivo’ íbamos sin haber estudiado?
  3. “Cada día hago un poco de espejo para ensayar las miradas a cámara”. Este era el secreto que desveló a Lecturas acerca de cómo se estaba cuidando para su actuación.
  4. “Lo de los cero puntos dolería, no le voy a engañar, pero es muy complicado no sacar ningún punto ¡Creo que es incluso más difícil que ganar Eurovisión!”. Casi hace pleno en estas declaraciones que concedió hace escasos días a El Periódico.
  5. No me asusta la competencia”. Contaba a Vanity Fair; además, aseguraba “pasar bastante de las encuestas”, cuando estas no resultaban nada halagüeñas y le auguraban un primer puesto. Por la cola.
  6. ”Cuando me ha coincidido estar en casa de mis padres o sin tener nada que hacer, lo he visto”. El chico es sincero un rato largo… quizás no estamos acostumbrados a tanta verdad, pues cuando se le pregunta a un aspirante a Eurovisión, todos parecen haber nacido tarareando el ‘Lalalá’. Y no. Manel, como tantos chicos de su edad, no seguía Eurovisión. Puede que a partir de ahora tampoco.
  7. “Yo lo definiría más bien como pop. Va a sorprender porque nadie va a llevar nada de este estilo”. (Vanity Fair). Él pensó que su tema, Do it for your Lover, era único, especial, la repanocha. Que nadie habría escuchado melodía igual. Se sentía realmente orgulloso de este tema compuesto por él mismo. Esto, sumado a su ‘inexperiencia’ eurovisiva anteriormente mencionaba, le hizo pensar que al certamen nadie llevaba un tema pop. No, qué va. A nadie se le había ocurrido antes. ¿No os provoca ternura?
  8. “No estaba nada nervioso. Realmente no sé qué ha pasado, ha sido mala suerte que me haya pasado justamente hoy. Pero no hay que hacer un drama. He quedado último y es lo que hay. Termino el concurso con la cabeza bien alta aunque hayamos quedado en última posición porque creo que tampoco nos la merecíamos”. Recoge Yotele. Como diría Aless Gibaja, cero dramas, siempre smile. El ‘live moto’ de Manel.