Estas fiestas son las primeras fiestas navideñas en la que nuestra compañera Mila Ximénez no está con nosotros. Su carisma, su personalidad, su buen humor y su conocida retranca dejaron en todos nosotros un hueco irrellenable. Ayer, 24 de diciembre, 'Sálvame' quiso rendirle su particular homenaje.

Artículo recomendado

Kiko Hernández no olvida a Mila Ximénez: "Qué daría por volver a abrazarte..."

Kiko Hernández no olvida a Mila Ximénez: "Qué daría por volver a abrazarte..."

Comenzó tomando la palabra Carlota Corredera: "Este es el plato de Mila Ximénez, se ha ido hace seis meses, no hay día en que no la sintamos con nosotros. Esta primera Nochebuena sin ti no queremos olvidarnos de tu hija Alba, de tus nietos, de tus hermanos, de tus sobrinos... que tu familia televisiva siempre va a estar aquí. Te echamos muchísimo de menos, no te imaginas cuánto, Mila. A veces pensamos que te has ido a Ámsterdam y que volverás en cualquier momento”.

Carlota Corredera

Carlota Corredera dedicó a Mila Ximénez unas emotivas palabras: "Hoy te habrias enfadado mucho por los disfraces...", recordó.

Telecinco

"Hoy te habrías enfadado un montón con los disfraces, las caracterizaciones, las pelucas... nos habrías montado aquí la de dios, y también hecho echado eso de menos, estábamos muy tranquilos. Nada, decirte que te queremos, para siempre y que ya eres eterna", concluyó Carlota.

Después fue Lydia Lozano quien tomó la palabra y, muy emocionada, recordó una anécdota que se repetía todos los 24 de diciembre en los que tenían programa. "Tal día como hoy, Mila me preguntaba: '¿Hay bocadillos de salchichón, hoy que es Nochebuena?' y luego me decía: 'coge dos y mételos en el bolso, que se los comen todos...' Y hoy solo he cogido un bocadillo, porque ella no estaba. Y me he acordado muchísimo de esas pequeñas cosas. Era el bocadillo que se tomaba todos los días de Nochebuena".

Mila Ximénez nos dejó el pasado 23 de junio. Su muerte, causada por un cáncer de pulmón, nos conmocionó a todos. Su hija, Alba Santana, estuvo a su lado en sus últimos días, en el que, sin duda, ha sido su año más doloroso, ya que, seis meses después, Alba perdía también a su padre, Manolo Santana.