El sueño de Mayte Zaldívar y Fernando Mar era montar su propio negocio. Sería un rinconcito dedicado al buen comer, en el que uno pudiera tomarse unas tapas de alta cocina a precios asequibles y, además, compar alimentos gourmet. Lo ubicarían en un sitio con gran afluencia de público, el Mercado Municpal de Marbella. Para poner en pie un proyecto tan ambicioso, como imaginaréis, hace falta liquidez y, por eso, aceptaron participar en ‘Supervivientes'. '

Artículo relacionado

Cada céntimo que ganaron a base de pasar hambre en Playa Uva, lo han destinado a que otros no la pasen. Cada día, desde bien pronto por la mañana y hasta las cuatro de la tarde, cuando cierra el mercado, dan de comer a todo aquel que decida recalar por su puesto de cocina fusión, donde se mezclan sabores de siempre con otro más actuales y de referentes internacionales que van de lo asiático a lo americano. Bocadillos en panes baos, ceviches y falsos makis comparten carta en el ‘Puesto 85’ con tortillas de patatas, gazpachos y boquerones fritos. Una apuesta arriesgada, pero que, parece, les funciona.

En estos meses han recibido el apoyo de numerosos compañeros de edición como María Jesús Ruiz, que fue con Julio Ruz, el Maestro Joao o Isabel Castell. Todos se relamieron con las propuestas de la pareja y aplaudieron su afán emprendedor.