Mario Vargas Llosa se ha convertido en las últimas horas en el centro de la polémica después de que ‘El País’ y La Sexta hayan publicado que la pareja de Isabel Preysler aparece en los conocidos como ‘Papeles de Pandora’, una investigación periodística internacional basada en la filtración de documentos confidenciales de 14 despachos de abogados, como titular de una sociedad en un paraíso fiscal.

Artículo relacionado

Según la información publicado, Mario Vargas Llosa figuró como titular último de Melek Investments, una sociedad ‘Offshore’ registrada en el año 2015 en un paraíso fiscal: las Islas Vírgenes Británicas. Esta sociedad fue utilizado para gestionar una cartera de 95.000 euros, dinero que provenía de los derechos de autor de sus obras y de la venta de varios inmuebles en Madrid y Londres.

Según la agencia de representación del premio Novel de Literatura Carmen Balcells, en el momento de su creación la pareja de Isabel Preysler no residía ni en España ni en Perú y cuando se hizo residente en el país en 2017, dicha cartera de inversión ya estaba a su nombre y no al de Melek Investments y fue declarada a las autoridades.

Isabel Preyler y Mario Vargas Llosa
Gtres

Es más, según explica la agenda a ‘El País’, esta cartera “era fruto de sus ahorros. Esa sociedad solo gestionó, durante su breve existencia, una cartera de inversiones (acciones y bonos) que ya existía desde mucho antes y que siguió existiendo a su nombre luego de liquidada”.

No obstante, esta no es la primera vez que Mario Vargas Llosa aparece en una investigación por evasión de impuestos, ya que el escritor también apareció en los llamados ‘Papeles de Panamá’ por haber llegado a reservar una sociedad Offshore con Mossack Fonseca en el año 2010.

Artículo relacionado

Estas polémicas llegan en un momento muy complicado para la pareja, ya que hace apenas un mes que Isabel Preysler ha vivido el duro golpe de tener que despedirse para siempre de su madre, quien falleció el pasado agosto a los 98 años de edad. Un tiempo en el que Mario Vargas Llosa se ha convertido en su máximo apoyo. Ahora, en cambio, será la reina de corazones quien tendrá que permanecer al lado de su marido ante las nuevas informaciones.