Hace apenas unos días, Concha Velasco copaba todos los titulares tras hacer públicos los apuros económicos a los que se están enfrentando desde el estallido de la pandemia. A sus 81 años, la actriz revelaba a los medios de comunicación que se encontraba en una situación personal un tanto trágica pero no hay nada ni nadie que consiga bajarle del escenario... Pero, sin embargo, Manuel Velasco, su hijo en común con Fernando Arribas, ha decidido romper su silencio para aclarar la situación después del revuelo mediático originado. ¡No hay ruina que valga!

Artículo relacionado

"He vivido muy mal la pandemia. Soy una persona que está acostumbrada a besar y a abrazar a la gente y a dormir con mi nieto, pero la soledad la he llevado mal", confesaba Concha Velasco tras meses sin ningún tipo de contacto físico con sus seres queridos.

"No me importa decirlo, he tenido que vender todo lo que tenía en mi casa porque cuando no se cobra, hay que hacerlo. Y dichosa yo que tenía cosas para vender. Hace unos días le dije a mi hijo: 'Hay una cubertería allí, véndela'. Y le dieron 50 euros para ir a la farmacia", ha continuado... Unas declaraciones a las que Manuel Velasco ha querido restar importancia. El joven ha hablado públicamente para evitar confusiones y tranquilizar a los seguidores de la actriz.

concha velasco y su hijo manuel

La actriz Concha Velasco con su hijo mayor, Manuel.

Gtres

Artículo relacionado

"Afortunadamente ella no tiene mayor problema económico, esa es su habitual forma de hablar, que puede malinterpretarse porque, por norma general, no son así las cosas como las cuenta. Con lo trabajadora que ha sido toda su vida, lógicamente tiene una buena pensión, fruto de sus numerosos años cotizados. Sus únicos problemas son los lógicos achaques propios de la edad", ha matizado Manuel Velasco para dejar avivar los rumores que ha surgido en torno a una posible ruina de Concha Velasco.

Además, a pesar de las crisis que atraviesa el sector de la Cultura (entre muchos otros) por culpa del coronavirus, Manuel ha confirmado de lo más orgulloso que su madre tiene muchos proyectos profesionales en marcha: "Tiene un estupendo contrato con 'La habitación de María', más puntuales apariciones en televisión".

Toda una vida trabajando

La de Valladolid se ha dedicado en cuerpo y alma a la profesión que ha amado toda la vida, la interpretación, aunque eso haya provocado algún que otro susto ya que hay muchos espectáculos que le han hecho perder una gran cantidad de dinero y por los que se ha visto envuelta en deudas. Pero no se arrepiente de nada: "He invertido en espectáculos todo lo que tenía en época de Paco y no todos han sido rentables. Por ejemplo, 'Hello Dolly' costó dinero que todavía me llegan facturas de los focos, del decorado... En el teatro he sido un poco despilfarradora, pero en la vida privada nunca. Han sido montajes muy caros. Las ruinas económicas siempre me han venido por los espectáculos, porque nunca me habrás visto en un casino. Nadie me habrá visto en fiestas en Marbella porque siempre estoy trabajando".