La salud no le da tregua a Manu Tenorio que ha visto como tenía que ingresar de urgencia por un problema de 'celulitis' en el tobillo. Así lo ha explicado él mismo a través de su perfil de Instagram, afortunadamente, ya desde su casa.

"Por fin estoy otra vez en casa después de una semana ingresado en el hospital. Teníamos planeado un viaje muy chulo a Suiza para conocer a papá Noel. Pero el día anterior sentí un extraño dolor en el tobillo, y por si acaso fui a urgencias. Automáticamente me ingresaron", comentaba en un largo texto junto a una imagen suya tumbado en lo que parece su cama.

Artículo relacionado

Manu Tenorio

Para lo que muchos puedan pensar no se trata de lo que comúnmente conocemos como 'celulitis' sino algo mucho más complicado: "Tenía una cosa muy rara que se llama celulitis. No no una torcedura ni nada de eso, era algo bastante más complicado.Y otra vez pinchazos, análisis, antibióticos, intravenosos, tacs...", escribía a la vez que recordaba el duro bache de salud que vivió hace algo más de un año cuando le saltaron los plomos de su casa y recibió fuertes quemaduras en sus brazos.

"Otra vez no me podía mover, otra vez apenas podía casi ni andar, hasta me costaba trabajo ducharme solo y mantenerme en pie... Pero en fin total como yo soy “fuerte“ pues no pasa na, palante", se decía a sí mismo. Pero como en todo, siempre hay altos y bajos. Ha sido su llegada a casa, ver a su hijo... lo que le ha hecho darse cuenta de lo afortunado que es: "Esta tarde al llegar a mi casa, he visto el árbol, hemos estado jugando mi niño y yo (...) y cuando me he metido en la cama me hartado de llorar por unos diez minutos".

Manu Tenorio y Silvia Casas

El artista no está atravesando su mejor momento y aunque intenta seguir adelante los miedos siguen ahí: "Me han venido las sombras de lo mal que lo pasé hace ya un año y pico y me lo trague como un “valiente”. No sé si he llorado por lo mal que lo pasado, y también por la conciencia de la suerte que a veces tenemos la mayoría de nosotros y no nos damos cuenta, porque nos acostumbramos", sentenciaba emocionado.

No ha querido dejar de agradecer a la vida y a todo el mundo que ha estado a su lado, sobre todo a su mujer, Silvia Casas: "Aquí estoy dándole las gracias a la vida.. Y esperando a mi chica, porque tenerla a ella lejos me duele muchísimo más que 7 veces lo que he pasado...Infinitamente mas. Yo realmente soy cuando somos los tres".