Ha sido un trago complicado. Lydia Lozano era de las primeras en abandonar 'Sálvame' para confinarse en casa ya que empezó a notar síntomas que podrían ser aplicables al coronavirus. Aislada en su hogar y sin contacto con las demás personas de su casa, la colaboradora ha tenido mucho tiempo para reflexionar. “Hablo mucho con mi padre”, ha confesado Lydia en exclusiva para 'Lecturas'. Un momento de intimidad que ha querido compartir con todos...

Artículo relacionado

No lo ha pasado bien. Lydia Lozano confesaba que ha echado mucho de menos a sus compañeros durante los más de 30 días que ha estado confinada en casa sin pisar la calle. Aquejada de síntomas que podrían ser de coronavirus, la colaboradora seguía las indicaciones de los médicos y permanecía en su hogar hasta recibir el alta. Tan solo bastó ver la euforia en su primer día en 'Sálvame' para comprobar que no ha sido un trance sencillo.

lydia lozano

Durante estas semanas, la colaboradora ha tratado de controlar su humor y no volver muy loco a Charly, su marido. Acostumbrada a no estar quieta ni un segundo, para Lydia no ha sido fácil. En la que es su primera entrevista en exclusiva, Lozano ha hablado alto y claro de todo. Incluso de aspectos tan íntimos como su familia. Muy unida a los suyos, Lydia reconoce que se refugia mucho en su padre, ya fallecido, en los momentos difíciles.

“Yo cuando me acuesto hablo con él”, asegura a 'Lecturas'. “Le digo: 'papá échame una mano, hombre, no ves que me están fastidiando...”. Lydia siempre ha confesado que es muy nocturna y prácticamente no duerme. “Hablo mucho con mi padre porque tengo insomnio y puedo pasarme toda la noche haciéndolo”.