La vuelta de Alba Carrillo a televisión, la verdad, nos ha alegrado el verano. ¿Qué hemos estado haciendo todos estos meses? Puede que la ex de Feliciano López sea incontrolable, explosiva, vehemente, pero ahí está la gracia de todo este asunto. Uno sabe que, cuando Alba está en un plató, algo va a ocurrir. ¿Qué? Buena pregunta. Le bastaron pocos minutos en Ya es mediodía para descolocar a los presentes y encontrar en Luis Quevedo, compañero de mesa y trabajo, el nuevo motor de su vida mediática. Ay, pobre, la que se le viene encima...

Artículo relacionado

Alba Carrillo tiene fama -ganadísima- de abandonar platós a la primera de cambio. Lo ha hecho en tantas ocasiones que es un clásico en su existencia. Arrancarse el micrófono o coger el petate, no importa. Con este currículum, tampoco es de extrañar que su fichaje por Ya es mediodía, el programa que conduce Sonsoles Ónega, haya causado cierto estupor. ¿Completará la temporada? Es mucho decir a estas alturas. Alba revoluciona cada metro cuadrado que pisa.

Con la ruptura de su última pareja en el aire y los enfrentamientos con sus ex Fonsi Nieto y Feliciano López, el instinto de la Carrillo supo salir airoso encontrando un nuevo divertimento que despertó no solo la hilaridad de los presentes, sino también la curiosidad de los que estaban en casa. No necesitó más de cinco minutos para lanzarle un par de miradas a Luis Quevedo, colaborador del programa, y metérselo en el bolsillo. ¡Casi literalmente! De repente, Alba dejaba paso a su versión más coqueta y presumía de 'enamoriscamiento'. Sí, en cinco minutos. Tal vez fuesen dos.

Las preguntas comenzaron a circular por las redes. ¿Quién es Luis Quevedo? ¿Qué es de su vida? ¿Le gustará Alba? ¿Es el nuevo David Vallespín, que era el nuevo Feliciano, que era el nuevo Fonsi? Ay, una historia llegada para animar el caluroso verano. ¡Por fin! Pero, ojo cuidado, no nos vayamos lanzando. El porte y la profesionalidad de Quevedo -y el apellido, para qué negarlo- están más que fuera de duda. Ahora, ¿podrá controlar al huracán Alba? Por el momento, su flirteo es ya parte del espacio.

Un hombre de ciencia

El hoy colaborador de Ya es mediodía cimentó su carrera en la ciencia. Es presentador, sí, pero también periodista, emprendedor, científico y productor. Trabajó con Eduardo Punset en España y dio el salto a Nueva York para coger su propio camino. Acumula premios y menciones, es colaborador habitual en periódicos y radios y muchos le tendrían echado el ojo por su papel al lado de Patricia Conde en la serie Los poderes extraordinarios del cuerpo humano.

Tras pasar por Telemadrid, aterrizó en Mediaset y, de rebote, en el corazón de Alba Carrillo. Ay, ¡el amor! Bueno, en realidad, Tiene su propia familia en casa, está enamoradísimo y es todo un padrazo, como podemos ver en sus perfiles sociales, pero soñar es gratis y les vemos que hacen tan buena pareja... ¿Le gustará a Lucía Pariente? En fin, no nos perdamos. Este chico llegará lejos. Retengan su nombre. Se apellida Quevedo, no les resultará difícil.