David Delfín está de cumpleaños. El diseñador cumple 46 años y ninguno de sus seres queridos han querido pasar la oportunidad de mandarle buenos deseos. Desde su íntima amiga Alaska, pasando por su chico, hoy todas las atenciones han ido dirigidas al malagueño.

Artículo relacionado

“Felicidades hermano 🎈 Te quiero infinito y más allá 🚀”, le dedica Bimba Bosé, su musa, socia y amiga. Los dos han compartido momentos importantísimos en la vida del otro, y ahora el destino, de manera completamente cruel, también ha querido unirlos en la batalla contra el cáncer. A principios de este año supimos que a Delfín le habían operado de tres tumores en la cabeza y que estaba recibiendo tratamiento. Hace pocas semanas, el modisto reaparecía ante los medios y compartía su testimonio, en el que contaba aquello en lo que se está centrando estos difíciles meses: en amar y trabajar. Y precisamente este lema, tomado prestado de Freud, lo ha querido llevar a su trabajo, en el que ya podemos ver en varias de las prendas que se pueden comprar a través de su web. Bolsos, sudaderas y camisetas con las palabras “lieben arbeiten” que ponen de manifiesto qué es lo que consigue darle fuerzas cada día. El trabajo, aunque confesó que todavía no puede escribir ni pintar con la misma soltura que antes, lo obtiene de sus diseños y el amor de su chico, Pablo Sáez, que lo mima y no se separa de su lado.

Hoy, grandes amigos del ‘enfant terrible’ de la moda, le felicitan por su cumpleaños y se alegran de poder tener a alguien tan especial como él con el que compartir sus vidas.