Entraba "hecha un flan", pero decidida a dar el importante paso que se ha empeñado a dar. Leticia Sabater ha tomado la decisión de eliminar de forma drástica su rasgo físico más característico. La intérprete de 'Toma pepinazo' y 'La salchipapa', entre otros temas de gran calado emocional, ha pasado por el quirófano para hacer desaparecer su estrabismo o, como ella lo ha llamado siempre, su "ojo rebelde".

Artículo relacionado

El equipo de 'Sálvame', con el reportero Sergi Ferrer a la cabeza, ha estado apostado en la entrada de la clínica en la que se ha sometido a la cirugía ocular. Una intervención sencilla y de poca duración en la que Leticia tiene depositadas grandes esperanzas. La exconcursante de 'Supervivientes' siempre ha hecho gala de un gran sentido del humor ante los comentarios –generalmente, muy crueles– que ha tenido que soportar acerca de su estrabismo. Sin embargo, detrás de su 'savoir-faire' respecto a este tema se encontraba un gran complejo que ha querido hacer desaparecer de su vida.

Sonriente tanto a la entrada como a la salida de la clínica, Leticia ha repetido lo expectante que se encuentra por ver el resultado. La expresentadora de televisión, con gafas oscuras, afirmaba que todo había ido "muy bien. Reconocía sentirse "mareada" y "nerviosa" tras la operación, pero "contenta" por haberse decidido a dar este importante paso.