¡El que faltaba por opinar! Alessandro Lequio lo tiene claro, el empresario del que se ha enamorado Mar Flores tras su divorcio de Javier Merino no es su tipo. “Cuando la conocí era alérgica a este tipo de hombres”, afirma categórico.

Artículo relacionado

El conde opina porque mantuvo un idilio con la modelo y ahora continúa hablando de ella (¡vaya, lo que él tantas veces critica!) y por la vehemencia de sus comentarios pareciera que más que no gustarle a Mar, no le gustase a él. Como si él tuviera que dar su opinión en todo este asunto. Lequio estima que Elías Sacal dista mucho del perfil de hombre que puede llegar a gustar a la exmodelo. Pues no sabemos por qué, es atractivo, mayor que ella, con una importante carrera y con mundo, ¿qué hay de raro en que se haya enamorado de un hombre así cuando muchas parejas que le hemos conocido cumplen más o menos ese perfil? Pareciera diseñado ex profeso para ella. Además, él parece no tener problema en alguno en ser objetivo de la prensa por sus relaciones pasadas con actrices y presentadoras de su México natal.

‘El Programa de Ana Rosa’ ha emitido unas imágenes de la pareja paseando por Bellagio, cerca del lago Como, una región que Alessandro ha definido como “only for rich people”, o lo que es lo mismo, solo apta para grandes fortunas. Las imágenes están tomadas en el fin de semana del 16 de septiembre, y en ellas se los ve sonrientes y compenetrados.

Por lo tanto, en estas primeras semanas de relación, la pareja no ha parado quieta. Italia, España y Francia, porque en París fue donde su amor los delató paseando de lo más cariñosos. Paloma Barrientos ha afirmado que la exmodelo había viajado a la Ciudad de la Luz por trabajo, oportunidad que Alessandro ha aprovechado para recordar lo siguiente: “Cuando iba a Roma decía que era para hacer un desfile, pero a lo que iba era a estar conmigo”.