Kiko Rivera se sometió en 2017 a una reducción de estómago con el objetivo de adelgazar. La intervención quirúrgica, gracias a la cual el hijo de Isabel Pantoja se sentía saciado ingiriendo menos cantidad de comida, hizo que perdiese mucho peso. El DJ llegó a perder 40 kilos en un año, tal y como él mismo contó. Kiko Rivera, que se sometió a una operación para ponerse una banda gástrica, se mostró muy satisfecho con su decisión, así como con la transformación física que experimentó.

Artículo relacionado

El hijo de Isabel Pantoja se siente muy cómodo con su físico tras la pérdida de peso que experimentó, algo que ha reflejado en más de una ocasión en su Instagram. Además de en sus apariciones televisivas, el cambio físico del DJ desde que cuenta con la banda gástrica ha podido verse en las fotos que ha ido publicando en la red social.

Pero en lo que al físico se refiere Kiko Rivera no solo ha presumido de pérdida de peso. El hijo de Isabel Pantoja, que se muestra muy cercano con sus seguidores de Instagram, también ha querido compartir en la red social que ha engordado unos kilos este verano. “He cogido unos kilos, ¡pero ya estamos en proceso de quitarlos!”, ha escrito el DJ junto a una imagen en la que aparece en una tumbona sin camiseta.

kiko rivera
Instagram

Verano en familia

Kiko Rivera está disfrutando de un verano de lo más familiar. Primero el DJ e Irene Rosales estuvieron unos días en Cantora, visitando a Isabel Pantoja. Allí se reunieron con Isa Pantoja y Asraf, que también habían acudido a visitar a la cantante. Unas semanas después Kiko e Irene pusieron rumbo a Gran Canaria, donde el DJ tenía un compromiso profesional. La pareja aprovechó para disfrutar de unos días de desconexión en un espectacular resort. Además, aprovechando su paso por la isla, Kiko Rivera e Irene Rosales se reunieron con la prima de él, Anabel Pantoja, y su novio Omar Sánchez.