Kiko Rivera ha abierto los ojos y, por fin, habla alto y claro de la polémica que mantiene con su madre, Isabel Pantoja, desde su desafortunada llamada a 'Sábado Deluxe'. Este miércoles, la entrevista Lecturas publica la demoledora entrevista que Mila Ximénez ha mantenido con Kiko Rivera, muy decepcionado con con su madre. Su objetivo es explicar de una vez por todas la verdad detrás de los rumores e informaciones a propósito de la herencia que les tiene enfrentados y, sobre todo, limpiar su imagen, muy afectada por "llamadas a terceros" de la persona que "más idolatraba" y que acabado "fallándole de una manera irreparable".

Artículo relacionado

Kiko Rivera se ha sentido engañado y ha volcado todo el dolor de quien despierta de una mentira en la entrevista que lo cambiará todo para sus protagonistas y afectará el futuro de Cantora. Si sus hermanos Fran y Cayetano Rivera no han dudado en brindarle su férreo apoyo en la guerra que ha emprendido contra Isabel Pantoja, quien siempre ha estado a su lado es Irene Rosales.

No hay ni un obstáculo que no superen juntos, y esta nueva prueba la afrontan más unidos que nunca, como el gran equipo que son. La misma razonable y prudente actitud la hemos visto en ambos horas antes de la publicación del testimonio más esperado y buscado. Kiko e Irene han optado por guardar silencio.

Artículo relacionado

Y es que el importante paso que ha dado el dj era un escenario inimaginable hace solo unas semanas, y es consciente de ello, tal como ha deslizado desde sus redes sociales: "Señores, yo no soy el malo de esta película lamentable.
Solo soy alguien a quien la persona que más idolatraba me ha fallado de una manera irreparable engañándome toda la vida. Solo es para que lo sepáis porque a muchos de vosotros lo que vais a leer os va a impactar".

El niño que pedía tener a su madre cuando más la necesitaba, es ahora el hombre que reclama su lugar. E Irene siempre va a estar cogiéndole la mano para afrontar los posibles embistes y una transgresión coherente.